El hombre que entró a la habitación de la reina Isabel contó lo que sucedió esa noche de 1982

Michael Fagan nunca fue acusado de invasión de propiedad: solo fue acusado de robar vino y declarado inocente. “Tengo mucho respeto por la Reina. Nunca tuve intenciones maliciosas“, dijo ahora en una entrevista.

LEA MÁS
Anuncios

Existe una isla polinesia donde Felipe de Inglaterra es considerado un dios

  • Según la leyenda, el hijo de piel pálida del dios de la montaña cruzó los mares en busca de una mujer rica y poderosa. 
  • Los aldeanos de la tribu Tanna rezan diariamente ante sus retratos, pidiéndole su bendición sobre los cultivos de bananos y ñame
LEA LA HISTORIA COMPLETA

El duque de Edimburgo ileso pero en “estado de shock” tras un accidente de tránsito

El príncipe Felipe de Inglaterra, de 97 años, se vio involucrado en un accidente automovilístico mientras manejaba de regreso a la residencia real de Sandringham, en Norfolk, pero resultó ileso.

Seguir leyendo “El duque de Edimburgo ileso pero en “estado de shock” tras un accidente de tránsito”

La duquesa de Sussex asume el patrocinio de entidades para la defensa de la mujer y de los animales

La duquesa de Sussex, la esposa del príncipe Enrique de Inglaterra, anunció el jueves que se convertirá en patrocinadora de cuatro organizaciones para defender causas que ama, incluyendo al Teatro Nacional y a entidades humanitarias para el bienestar de la mujer y de los animales.

LEE LA NOTICIA COMPLETA

Tras la muerte de Isabel II, la mayoría de los británicos preferiría a un rey Guillermo V antes que un Carlos III

Según una encuesta publicada esta semana en la prensa británica, casi la mitad del público británico (46 por ciento) cree que el príncipe Carlos debería hacerse a un lado y dejar que su hijo mayor, Guillermo, se convierta en el próximo rey de Gran Bretaña.

La encuesta, realizada por BMG Research y publicada por el diario The Independent encontró además que solo el 20 por ciento de los encuestados piensan que la esposa del príncipe de Gales, Camilla, duquesa de Cornualles, debería tomar el título de “reina” en caso de que su esposo se convierta en el próximo monarca.

El príncipe de Gales es el heredero de mayor antigüedad aparente en la historia británica, habiéndose convertido en el primero en la fila del trono en 1952 tras la muerte de su abuelo Jorge VI hace casi 67 años. A pesar de una cantidad aparentemente significativa de apoyo público para la mudanza, parece poco probable en este momento que Carlos renuncie a su derecho al trono.

La mayoría de las 1.500 personas encuestadas por The Independent piensan que Carlos, de 70 años debe renunciar a su derecho al trono. Solo el 13 por ciento dijo que se “opondría enérgicamente”, a este salto generacional. La idea de dejar lugar al duque de Cambridge para convertirse en el rey Guillermo V es más popular entre los jóvenes en el grupo de 18 a 24 años, donde un tercio de los encuestados dijo que apoyaría enérgicamente que el príncipe de Gales abdique cuando la reina muera.

Según el principio de la casa de Windsor, el derecho al trono no es democrático, ni optativo, sino vitalicio y hereditario, por lo que la abdicación del rey Eduardo VIII, en 1936, provocó una crisis constitucional que casi derriba el sistema monárquico. Este principio es mantenido por Isabel II, de 92 años, que no abdica por su edad y tampoco tiene intenciones de nombrar otro heredero.

El príncipe Carlos recibió en recientes años muchas críticas por transmitir sus puntos de vista sobre temas de actualidad como el medio ambiente y la arquitectura, en marcado contraste con Isabel II, que se ha esforzado por mantener sus opiniones políticas privadas en nombre de la neutralidad.

Hablando con la BBC de su compromiso civil, comenzando por las bien conocidas batallas por el ambiente, Carlos subrayó que sus manifestaciones públicas cesarán cuando sea rey: “Pienso que es esencial recordar que hay espacio para un solo soberano a la vez, no dos. Y por lo tanto no puedes comportarte como rey cuando eres el príncipe de Gales“, dijo

Al mismo tiempo “la idea seguir adelante” con sus manifestaciones “si llegara a la sucesión es un completo sin sentido, porque las dos situaciones son totalmente distintas”. Entonces, consultado si no habrá campañas públicas una vez que llegue al trono, respondió con una sonrisa: “No, no soy tan estúpido”.

El “piano de oro” que se robó las miradas en el mensaje navideño de Isabel II

Estos días llamó la atención este enorme “piano de oro” que apareció en el discurso navideño de la reina Isabel II transmitido el día de Navidad. El mismo se encuentra en el magnífico White Drawing Room del londinense palacio de Buckingham.

El hermoso instrumento fue construido para la reina Victoria en 1856 por la firma “S&P Erard”, que había creado pianos para la nobleza francesa y la reina María Antonieta, aunque parasise utilizaron paneles de un piano de 1834 pintados por el miniaturista François Rochard para un piano que perteneció a la joven reina Victoria.

Para Victoria, que ocupó el trono entre 1837 y 1901, y el príncipe Alberto, los instrumentos musicales eran el centro de la vida recreativa familiar y cortesana, e instalaron numerosos pianos en todas sus residencias. Ambos sabían tocar muy bien y se acompañaban mutuamente.

Las carreras de Ascot: cuando la realeza va al hipódromo con distinción

Las tradicionales carreras de caballos de Royal Ascot, en Berkshire, Inglaterra, constituyen quizás el evento deportivo y social más importante de este país. Celebridades, millonarios extranjeros, nobles y políticos se visten con sus mejores galas para disfrutar de las carreras, pero entre sus más distinguidos asistentes se encuentra, sin falta, la reina Isabel II, una gran aficionada a los caballos y las carreras.

El evento tiene lugar en la localidad de Ascot, a 10 kilómetros del castillo de Windsor, la emblemática fortaleza-residencia de Isabel II, y combina a la perfección la pasión inglesa por el deporte ecuestre, los picnics y los sombreros. Cinco días, 30 carreras (incluyendo 17 Class Group) y los mejores caballos del planeta integran el Royal Ascot.

Fue la reina Ana de Inglaterra (1665-1714) quien vio en esa zona las ventajas para que “los caballos galopen al máximo de su capacidad”, y la primera carrera se corrió el 11 de agosto de 1711. En 1713, el Parlamento británico estableció el uso del recinto de Ascot como hipódromo, pese a ser una posesión de la Corona.

En 1768, en el reinado de Jorge III, el evento adquirió el formato de tres días, como se lo conoce hoy en día, y en 1794 se construyó el primer espacio exclusivo para las carreras, con capacidad para 1650 personas, cifra que difiere notablemente de las aproximadamente 300.000 que asisten anualmente a las carreras que se celebran cada año a mediados de junio.

3544687200000578-3640408-image-a-28_1465915557914

Cada día abre la jornada llegando en carroza al frente de la Royal Procession, desfile de caruajes al que solo acceden la reina y sus invitados personales. La procesión en calesa transportando a la familia real es una idea de Jorge IV y data de 1825, lo mismo que la institución de la Royal Enclosure, el recinto privado donde de la soberana invitaba a sus amigos.

No importa quién pueda obtener el privilegio de penetrar en el royal box, siempre que haya presentado previamente una carta de presentación ante el Despacho de Ascot, que se encuentra en el Palacio de St. James. Corresponde al marqués de Abergavenny, después de una votación, decidir si la persona que se postula resulta digna de ver las carreras y beber champán con la reina.

354491AA00000578-3640408-image-a-34_1465915734448

La Royal Procession de las cinco calesas descapotables desde el Castillo de Windsor hasta Ascot constituye un espectáculo que los ingleses adoran. Cada uno es tirado por cuatro caballos. En el primero viajan la reina y el jefe de las Caballerizas Reales; en los otros cuatro, los miembros de la familia real y los invitados calificados. Los lacayos y conductores llevan libreas púrpura, oro y escarlata.

La veterana reina Isabel, de 89 años, es dueña de una importante cuadra y ya ganó 22 veces las carreras de Ascot. Ella, sus familiares y sus invitados especiales presencian las carreras, apuestan y de vez en cuando, ganan algunas libras. Además, miembros de las familias más acaudaladas del país asisten a presenciar y apostar en las carreras, llevando sus propias canastas de picnic con caviar, sandwiches y champán.

El sitio web del hipódromo emite una lista de reglas para la vestimenta de los asistentes. Los caballeros deben vestir una camisa y corbata con una chaqueta o traje. Los pantalones de jean, pantalones cortos, camisetas y ropa deportiva (incluyendo de fútbol y de rugby y zapatillas deportivas) son prendas terminantemente prohibidas. Entre el público femenino, son mal vistos los vestidos que dejan hombros, rodillas y espalda a la vista, pero para los sombreros no hay límites. En 2008 el protocolo de vestimenta se hizo más estricto cuando la reina supo que una joven dama se presentó sin ropa interior.

#QueenAt90: El cumpleaños 90 de la reina Isabel II en 90 fotos

Una enorme fiesta callejera celebrada este domingo en Londres fue el broche de oro de las celebraciones por el cumpleaños 90 de la reina Isabel II de Inglaterra. El viernes, Isabel II asistió a un oficio de Acción de Gracias en la Catedral de San Pablo, Londres, acompañada de su esposo, Felipe de Edimburgo, de 95 años, y de medio centenar de familiares. Aunque la monarca nació el 21 de abril de 1926, el festejo oficial del cumpleaños se pasa cada año para el mes de junio, para asegurarse que haya buen clima. Hija del rey Jorge VI, Isabel II fue coronada en 1952 y es actualmente uno de los jefes de Estado con más años en el poder, solo superada por el rey de Tailandia, quien esta semana alcanzó los 70 años de reinado.

El sábado tuvo lugar la celebración más solemne, el “Trooping The Colour”, una enorme desfile militar que conmemora el cumpleaños “oficial” de la reina. La ceremonia tiene su origen en los antiguos preparativos para la guerra, cuando se exhibían todas las banderas del ejército para que los soldados las reconocieran en el fragor de la batalla. Aparte de la curiosidad que suscita entre el público la presencia de la familia real, la parada militar constituye una espectacular puesta en escena de protocolo militar, color y música. De la misma participan 1.500 soldados y oficiales y varios cientos de caballos. El gran cierre de la ceremonia fue el sobrevuelo de 29 aeronaves de la Real Fuerza Aérea (RAF) sobre Londres.

Este domingo, último día de los festejos, la avenida The Mall se celebró una gigantesca “street party” denominada The Patron’s Lunch, con la participación de 10.000 invitados. Los invitados pagaron cada uno 150 libras (190 euros, 210 dólares) que irán a parar a asociaciones caritativas. Se podía elegir hasta seis cestas diferentes con menús vegetarianos, veganos o sin gluten. En el menú: entradas, sándwiches y postres realizados con productos 100% británicos, como carne de Irlanda, berro del Hampshire, o queso cheddar del País de Gales, etc. Los adultos recibieron una lata de Pimm’s -una bebida alcohólica muy popular en verano- y los niños un jugo de manzana.

GALERÍA DE FOTOS

#QueenAt90: Medio centenar de “royals” británicos en la Catedral de San Pablo

Un servicio religioso en la catedral londinense de San Pablo fue el punto de arranque este viernes de un largo fin de semana de celebraciones por el 90º cumpleños de la reina Isabel II de Inglaterra. Nacida el 21 de abril de 1926, la reina de Inglaterra heredó la costumbre celebrar su cumpleaños dos veces: en privado, el día exacto, y oficialmente en el verano (boreal) para asegurarse de que el clima sea bueno. Isabel II asistió al oficio religioso con un vestido amarillo y acompañada de su esposo, Felipe de Edimburgo, que este viernes cumple 95 años, y de medio centenar de familiares.

Exactamente 53 familiares de la reina asistieron a la ceremonia religiosa, entre los que se encontraban el príncipe Andrés y sus hijas Beatriz y Eugenia, la princesa Ana con su esposo el Vicealmirante Sir Timothy Laurence; el príncipe Eduardo con su esposa, Sophie, Condesa de Wessex, y sus hijos Lady Louise y James, Vizconde Severn; la princesa Alejandra; el duque de Kent; el duque y la duquesa de Gloucester con sus hijos, los príncipes Michael de Kent con sus hijos y los hijos y nietos de la fallecida princesa Margarita. En primera fila se encontraban, por supuesto, el príncipe heredero Carlos y su esposa Camilla, duquesa de Cornualles, el príncipe Guillermo con Catalina, duquesa de Cambridge, y el príncipe Harry. Entre los familiares de la reina también se encontraban un futbolista (yerno del duque de Gloucester), dos rugbiers (un yerno del duque de Gloucester y el yerno de la princesa Ana), una actriz de TV (nuera de los príncipes de Kent).

Los 95 años de Felipe de Inglaterra: De refugiado a esposo de la Reina

Este viernes 10 de junio, Felipe de Inglaterra, duque de Edimburgo, cumple 95 años. El esposo de la reina Isabel II es el príncipe más longevo de la historia británica. Nació en Corfú (Grecia) en 1921, siendo el hijo menor de Andrés de Grecia y Alicia de Battenberg, y nieto del rey Jorge I de Grecia. Era un niño cuando su familia tuvo que huir de Grecia debido a la convulsión política y durante mucho tiempo fue un verdadero “refugiado”, a la merced de la hospitalidad y solidaridad de algunos parientes de la realeza europea.

El príncipe Andrés, sus cuatro hijas (Margarita, Cecilia, Teodora y Sofía), Alicia y Felipe soportaron el exilio en las peores condiciones. No tuvieron casa, ni dinero, ni siquiera nacionalidad, porque el nuevo gobierno griego les quitó la nacionalidad. El rey Christian X de Dinamarca recurrió a su prerrogativa para que se les concediera la nacionalidad danesa y, entre penurias y ajustes, la familia logró instalarse en París.

Algunos miembros de la familia los ayudaban económicamente, sobre todo el príncipe Jorge de Grecia. El pequeño Felipe fue enviado al jardín de infantes en Saint-Cloud, Francia, y otra tía, una rica heredera norteamericana, pagaba sus gastos escolares, lo cual no impedía que Felipe encabezara la lista de los alumnos más pobres de la escuela. Otro tío, el príncipe Gustavo Adolfo de Suecia, le enviaba dinero para gastos personales, pero la cantidad era la misma cada año, y además, insignificante: una libra, en Navidad.

felipe de grecia

En los años 30, cuando los príncipes Andrés y Alicia se separaron, Felipe fue enviado a Londres donde fue recibido por su tío Lord George, marqués de Milford Haven, quien anotó a su sobrino en la más antigua escuela primaria inglesa, Cheam School, fundada por Carlos I en 1665. Se la consideraba la mejor escuela primaria de todo el Reino Unido.

Felipe también pasó su adolescencia en las casas de sus cuatro hermanas, todas casadas con príncipes alemanes. Teodora era la más acaudalada. Como esposa del Margrave de Baden, vivía en el Castillo Salem, que era dos veces más grande y lujoso que el Palacio de Buckingham. Allí Felipe estudió en la severa escuela Salem, que formaba a futuros dirigentes de Alemania.

En 1936 el príncipe Felipe regresó a Grecia, con motivo de la restauración de la Monarquía, y allí asistió a los esponsales de su primo Pablo con Federica de Hannnover. En la ceremonia se reencontró con su padre, quien le dio dos consejos: “Quédate en Inglaterra, es el lugar más seguro para gente como nosotros, y cásate con una mujer acaudalada, porque nunca tendrás un centavo”. Y Felipe siguió el consejo…

royal_rules_of_engagement_04