All posts filed under: Historias

“Mamma Regina”: la reina enfermera que se ganó el corazón de Rumania

Durante la Primera Guerra Mundial, la reina María de Rumania (1875-1938) se convirtió en un faro de fortaleza para los rumanos. La esposa del rey Fernando I -además, nieta de la reina Victoria de Inglaterra- recorrió campos de batalla, visitó ciudades destruidas y asistió a los heridos con una dignidad que la convirtió ante los ojos de los rumanos en la “Mamma Regina”, la madre del pueblo. Ni siquiera la trágica muerte de su hijo menor, el príncipe Mircea, de tres años, restó horas de la dedicación de María a los rumanos. María trabajó infatigablemente en hospitales de campaña aun a riesgo de contagiarse alguna enfermedad. Al regresar por las noches al palacio, se bañaba en agua hirviendo para matar los piojos que se contagiaba durante sus visitas a hospitales. La esposa del rey Fernando se negaba a usar guantes para mantener un contacto lo más directo posible con los enfermos más graves, por lo que su vida estuvo en constante peligro. Una enfermera dijo una vez que la reina era “nuestro talismán, cuya presencia …

Así fue como, hace 70 años, los comunistas derrocaron al último rey de Rumania

El 5 de marzo de 1948, durante un viaje a Londres, el exiliado rey Miguel de Rumania dio una conferencia de prensa en el “Claridge’s Hotel”. El monarca pretendía explicar los motivos por los cuales había dejado de ser rey de Rumania meses atrás, en diciembre de 1947: “Los motivos de los profundos cambios políticos impuestos a los pequeños Estados de Europa del Este ya son demasiado conocidos”, dijo el rey. “En lo que respecta a Rumania, quiero aprovechar personalmente la primera posibilidad para confirmar los hechos tal como sucedieron”. “En la mañana del 30 de diciembre de 1947, el señor Petru Groza y Gheorghiu-Dej, miembros del gabinete rumano, me presentaron el texto del acto de abdicación, instándome a firmarlo de inmediato. Ambos vinieron al Palacio Real después de haberlo rodeado por destacamentos armados, informándome que me harían responsable del derramamiento de sangre que seguiría, como consecuencia de las instrucciones ya emitidas por ellos, en caso de que no firmara dentro del límite de tiempo. “Este acto me lo impuso por la fuerza un gobierno …

Un rey en el tranvía, una reina haciendo las compras

En los años ‘50, en un tranvía de Oslo, capital de Noruega, una turista elegantemente vestida viajaba sentada junto a un caballero de edad madura. Cuando se levantó para salir, su vecino de asiento le ofreció galantemente su ayuda para bajar la pesaba maleta que llevaba. La dama le dio las gracias y le dijo sonriendo que su cara le parecía conocida. “Es posible que me haya visto en alguna foto en cualquier parte del mundo, señora”, le respondió. “Soy el rey Haakon”.

El suicidio de una princesa

Para 1913, Sofía conoció al hijo de un poderoso banquero del Imperio alemán, Hans von Bleichroeder, relación amorosa que desató un revuelo entre las cortes que conformaban el imperio. En aquellos tiempos, no era común que una princesa se casara con un plebeyo, ni siquiera cuando aquella princesa tuviera sangre azul de bajo rango.

Los yernos de Pedro II hicieron lo que a él le habría gustado: ¡cambiar a su novia por otra!

El emperador don Pedro II de Brasil quedó muy decepcionado cuando vio por primera vez a su prometida, la princesa napolitana Teresa Cristina de Borbón, bajando del barco que la llevó desde Europa en 1843. Hija del rey de las Dos Sicilias y nieta del rey de España, el pintor José Correia de Lima había viajado personalmente hasta Nápoles para retratarla. El retrato fue enviado al joven emperador en Sudamérica y la jovencita fue aprobada y embarcada con rumbo a Brasil.