All posts filed under: España

Un romance del que todos hablaban en la corte de Felipe IV

Durante el reinado de Felipe IV, rey de España, corría el rumor de que su esposa francesa, la hermosa Isabel de Borbón, tenía un amorío clandestino con el apuesto conde de Villamediana. Si bien Felipe IV fue el rey más mujeriego de su dinastía (¡Se dice que tuvo más de 50 hijos naturales!), al parecer conocía los chismes que esparcían los cortesanos y le dolía mucho ser un cornudo. Sobre todo por aquella vez que entró de sorpresa a la alcoba de Isabel, le tapó los ojos y ella dijo: “¡Estáos quieto, conde!” Al notar que se trataba de su esposo, la reina atinó a completar astutamente “… de Barcelona”. Anuncios

El rey “mejor preparado” para reinar en España cumple 50 años

El rey don Felipe VI de España cumple este martes 50 años con la imagen de la Corona restaurada después de varios años de escándalos que condujeron a su padre, el rey Juan Carlos de Borbón, a abdicar a mediados de 2014. “Es, de los príncipes de Asturias de la historia de España, el mejor preparado“, dijo de él su padre a la televisión pública española en enero de 2013. Actualmente, Felipe VI atraviesa la mayor prueba de su reinado -la grave crisis independentista en Cataluña- y muchos se preguntan si estará a la altura del desafío, como su padre lo estuvo en el golpe de 1981. “A Don Juan Carlos nadie le puede discutir la gesta de haber sido artífice de la democracia, pero su hijo se lleva el mérito de haber salvado la monarquía, bajo mínimos por ciertos pecados paternos“, escribe la periodista Consuelo Font de “El Mundo”. “La vacuna consistió en un rearme moral de la Familia Real, de la que se eliminó a las Infantas Elena y Cristina, que encaja como …

Felipe IV y su querido enano

La corte de España durante los siglos XVI y XVII estaba repleta de bufones que eran objeto de risas y burlas. El Alcázar de Madrid, principal residencia de los reyes, rebosaba de todo tipo de rarezas: inválidos, retrasados mentales, mujeres gordas y barbudas, cotorras, papagayos y monas vestidas como reinas. Pero entre las “sabandijas del palacio” los que destacaban eran los enanos, los locos y los deformes, cuya fealdad era utilizada para realzar la belleza de sus señores. Se cuentan más de 120 enanos en la corte española: se encargaban de las mascotas, de hacer compañía a la familia real, espiar a los cortesanos e inculcar a los invitados para ver si se estaban robando. Uno de los enanos más famosos fue Miguel Soplillo, enviado desde Flandes por la infanta Isabel Clara Eugenia como un regalo para su hermano, el rey Felipe IV. El monarca quería mucho a este enano, lo tenía de amigo y consejero, hasta el punto de hacerse pintar junto a él por el retratista Rodrigo de Villadrando.

Victoria Eugenia de España: ¿Una reina por elección popular?

En 1905, el rey Alfonso XIII de España tenía veinte años y era el “soltero de oro” de Europa. La búsqueda de una esposa para el joven monarca alimentó las febriles especulaciones de la prensa europea y los ciudadanos de a pie comentaban por todas partes sobre la posible futura reina. En Madrid, el diario monárquico “ABC” hizo una encuesta popular en la que se preguntaba “¿Quién será la futura reina de España?” y adjuntaba retratos y datos biográficos de varias princesas solteras y en edad de casarse.

Don Juan: El príncipe que murió por “exceso de amor”

El primer hijo varón y heredero de los Reyes Católicos, el príncipe don Juan, nació el 30 de junio de de 1478 en Sevilla. La reina Isabel de Castilla fue madre de numerosos hijos, entre ellos la futuras reinas Juana de España y Catalina de Inglaterra, mientras Isabel y María se turnaron como reinas de Portugal, pero los varones no sobrevivieron. Es por eso que Isabel y Fernando se alegraron tanto cuando llegó al mundo don Juan, cuyo nacimiento fue considerado un milagro y celebrado durante varios días en los dominios del matrimonio. El niño, de cabellos rubios y delicados rasgos faciales, era tan bonito que su madre siempre lo llamaría su “Ángel”.

Una boda real fallida que casi provoca una guerra en Europa

Doña María de Austria (1606-1646) fue una de las muchas infantas de España que a lo largo de la historia fueron utilizadas como “moneda de cambio”. Una de esas princesas que, por razón de Estado, fueron obligadas a marchar al extranjero para ser esposas de otros monarcas, en matrimonios que, de una u otra forma, favorecerían las relaciones diplomáticas de su país. Su hermana mayor, la infanta Ana, fue enviada a Francia en 1615 para convertirse en la esposa del rey Luis XIII, un hombre que no la quería y no estaba en lo más mínimo interesado en el sexo femenino, y en la ardorosa amante del Cardenal Mazarino. A la infanta María le tocó marchar a Austria, en 1631, para contraer matrimonio con su primo hermano Fernando III (1608-1657), futuro Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, de la Casa de Habsburgo. Así, la infanta, una Habsburgo, hija de dos Habsburgos, nieta y bisnieta de Habsburgos se casaba con otro Habsburgo.