Familia Real Britanica

Una monarquía vía Zoom: la pandemia podría mantener a Isabel II recluida “indefinidamente”

Los expertos están seguros de que la reina británica no será vista en público durante un largo tiempo, lo que podría ser un paso más hacia el retiro definitivo.

A medida que la pandemia de COVID-19 continúa extendiéndose por el mundo y la búsqueda de una vacuna continúa cada vez más intensamente, diversos informes que citan a funcionarios de la casa real británica sugieren que la reina Isabel II podría permanecer en el Castillo de Windsor indefinidamente, con una ausencia de sus deberes habituales que podría durar muchos meses. Una situación inédita en sus 68 años de su reinado.

A pesar de los planes anunciados por el gobierno del Reino Unido para comenzar a aliviar gradualmente las restricciones de bloqueo y distanciamiento social para mitigar los efectos del nuevo coronavirus, la monarca británica permanecerá en autoaislamiento “durante meses” junto a su esposo el príncipe Felipe (de 98 años) en el castillo ubicado a unos 40 kms de Londres y rodeada de un reducido grupo de asistentes y empleados, publicó el diario The Sun.

El regreso a los compromisos públicos podría considerarse inseguro para Isabel II, que cumplió de 94 años y suspendió todos los compromisos públicos -incluidos los más importantes de la agenda real- en medio de la pandemia, residiendo ininterrumpidamente en Windsor desde el pasado 19 de marzo, una semana después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara que el coronavirus se había convertido en una pandemia sin control.

Andrew Morton, autor de varias biografías sobre la familia real británica, mencionó el temor imperante en palacio por lo poco probable que parece que a la reina se le permita regresar a sus actividades públicos normales en el futuro inmediato. En su lugar, habrá comunicados, llamadas telefónicas con el primer ministro, videollamadas con miembros de su familia y transmisiones de TV que ofrecerán a la población del Reino Unido la oportunidad de ver la reina. Este retiro sería comparable con el que realizó la reina Victoria tras la muerte de su marido en 1840.

“Es terriblemente triste, pero no puedo ver cómo la reina podría reanudar su trabajo habitual. Covid-19 no desaparecerá pronto y estará con nosotros durante meses, si no años. Sería demasiado arriesgado para la reina comenzar a reunirse con gente de manera regular. ¿Cómo puede llevar a cabo interversiones, reunirse con embajadores, hacer caminatas y visitar lugares sin conocer gente a corta distancia?” dijo Morton.

Según los informes, los cortesanos se están preparando para mantener a la reina aislada del mundo exterior hasta al menos después del verano boreal, aunque se cita a fuentes que dicen que Isabel II es reacia a reducir el ritmo o dejar de trabajar. No obstante, la monarca se inclina por aceptar el consejo del gobierno que se extiende a las personas en su categoría de edad en medio de una pandemia que afectó y mató especialmente a los mayores de 60 años en Europa.

“Si se comete un error, podría ser fatal y pondría en peligro al príncipe Felipe”, dijo Morton. “El príncipe Carlos, por supuesto, tiene más de 70 años, pero ha tenido el coronavirus y probablemente tiene inmunidad ahora. El discurso de la reina el mes pasado fue brillante y unió al país. Para citar a Churchill, era su mejor momento, pero a partir de ahora tal vez solo la veremos en enlaces de video”, opina el biógrafo real.

Según los informes, se tomaron precauciones de seguridad extraordinarias para evitar cualquier contacto con personas fuera del círculo íntimo de la monarca cuando grabó su mensaje por la pandemia de COVID-19 y el discurso que pronunció el Día de la Victoria en Europa. A partir de ahora, dice Morton, “tendremos una monarquía vía Zoom, ella será Su Majestad la pantalla… La manera delicada de hacer las cosas creadas por la Princesa Diana se ha detenido en seco. Volveremos a los días de guantes blancos y distanciamiento, lo que hace que la realeza sea más remota”.

La reina ha estado recibiendo actualizaciones sobre el curso parlamentario y ministerial a través de sus cajas rojas y realiza en una llamada semanal al primer ministro Boris Johnson, informa The Sun. Otros miembros de la familia real, como el príncipe Carlos y su esposa Camilla, los duques de Cambridge, el príncipe Andrés y la princesa Ana han estado desempeñando sus funciones por teléfono y por videollamadas. “La reina continúa ocupada y seguirá los consejos apropiados sobre compromisos”, dijo un portavoz.

El Palacio de Buckingham estará cerrado a los turistas durante el verano en lo que se cree que es la primera vez en 27 años, desde 1993, a causa de la pandemia, que también afectó la celebración de todos los eventos sociales tradicionales que involucran a la reina, como el Trooping the Color, las fiestas de verano en el jardín del palacio, el Chelsea Flower Show, las carreras de Epson Derby y Royal Ascot. Otros eventos cancelados o pospuestos incluyen una visita de estado de Sudáfrica, la boda de la princesa Beatriz y Edoardo Mapelli Mozzi, y ceremonias de condecoraciones.