Familia Real Britanica

A 75 años del fin de la guerra, Isabel II pidió a los británicos no “perder la esperanza” frente a la pandemia

“Nunca te rindas, nunca te desesperes, ese fue el mensaje del Día de la Victoria en Europa”, dijo la reina en un discurso excepcional.

La reina Isabel II intentó animar los británicos, muy afectados por la pandemia de coronavirus, recordando que nunca hay que “perder la esperanza”, en un discurso difundido el viernes, el día de conmemoración del 8 de de mayo de 1945. “Al principio las perspectivas parecían sombrías, la salida lejana, el resultado incierto”, dijo la reina recordando la II Guerra Mundial. “Pero continuamos creyendo que la causa era justa y esa convicción (…) nos sostuvo. No bajen nunca los brazos, nunca pierdan la esperanza, ese era el mensaje del día de la Victoria en Europa”.

Este discurso fue grabado en el castillo de Windsor, a unos 40 kilómetros de Londres, donde la monarca de 94 años y su esposo, el príncipe Felipe, de 98, se instalaron cuando empezó la pandemia. El mensaje fue difundido por la BBC a las 21, es decir la hora exacta en la que su padre, el rey Jorge VI habló por la radio a los británicos en 1945 para anunciar que el nazismo había sido vencido.

Hablando de los soldados muertos en combate, la reina dijo que “el mayor homenaje a su sacrificio es que los países que antes eran enemigos acérrimos son ahora amigos, trabajan juntos para la paz, la salud y la prosperidad de todos”. Pese a la ausencia de conmemoraciones oficiales por el Día de la Victoria, “nuestras calles no están vacías, están llenas de amor y del cuidado que nos tenemos unos a otros”, dijo Isabel II.

Este 8 de mayo es excepcionalmente festivo en Reino Unido para que los británicos puedan celebrar la capitulación del régimen nazi frente a los aliados, hace 75 años. A causa de la pandemia, las celebraciones fueron anuladas y los británicos fueron invitados a conmemorar el evento en sus casas y sobre todo a cantar la canción que servía para animar a las tropas, “We’ll meet again”. A las 22, la población mantuvo dos minutos de silencio tras una exhibición de la Royal Air Force en el cielo de Londres.