Familia Real Britanica

El diario The Times revela cómo pasa sus días de confinamiento la reina Isabel II

A causa de la pandemia, la monarca británica está con su marido desde hace 40 días en Windsor, a 40 kms. de Londres, y solo tiene contacto con un grupo reducido.

El bloqueo nacional del Reino Unido, implementado para hacer cumplir los requisitos de distanciamiento para combatir la pandemia de coronavirus, impactó a todo el país, incluida la familia real. La reina Isabel II (que cumplió 24 años el 21 de abril) tuvo que suspender uno de sus pasatiempos favoritos mientras se aísla en sus habitaciones privadas del Castillo de Windsor asistida por 12 funcionarios de la corte, según informó el diario londinense The Times. La monarca, que se retiró a Windsor el 19 de marzo, se vio obligada a dejar sus caballos en sus establos mientras pasa el aislamiento con su esposo, el príncipe Felipe, que cumplirá 99 años en junio.

Según una fuente anónima familiarizada con los acontecimientos internos de Windsor, la reina está “en su burbuja” y nadie fuera de un círculo íntimo de 12 empleados puede acceder a los departamentos privados ni tener contacto con ella. Pero Isabel no está inactiva, dice The Times, que informa que pasa su tiempo manteniéndose al día con los documentos del gobierno, las noticias en los diarios y realizando videollamadas con miembros de la familia usando un iPad, y puede que esté mirando más televisión de lo que lo hace normalmente. Además, su audiencia semanal con el primer ministro fue remplazada por una llamada telefónica.

“Para una mujer que pasa gran parte de su vida rodeada de otras personas, personal, visitantes y funcionarios, la reina, según sus estándares, vive una existencia socialmente distanciada”, dice The Times. Nadie fuera de un círculo íntimo muy cercano puede verla, dice el diario, que sin embargo agrega que el longevo matrimonio está disfrutando mucho del encierro. Si bien no es su pasatiempo más conocido, la reina tiene preferencia por los pericos y es probable que estas aves, que son criados muy cerca de sus apartamentos privados, sean una fuente central de entretenimiento para ella. “Sin embargo, hay frustraciones. Más que nada, a la Reina le gustaría estar a caballo. Puede que acabe de cumplir 94 años, pero uno de sus grandes placeres es salir a pasear en Windsor Great Park con su caballerizo, Terry Pendry”, dice el periodista Valentine Low.