Newsroom

La próxima boda real británica: a puerta cerrada, sin invitados ni fiesta por la pandemia del coronavirus

Aunque los planes de la princesa Beatriz y su novio siguen en marcha, están “considerando los consejo del Gobierno” y están a tiempo de cancelarlos.

Los planes de boda de la princesa británica Beatriz de York, nieta de la reina Isabel II, están siendo interrumpidos por la pandemia del coronavirus (SARS-CoV-2) que se extiende por todo el mundo. La princesa, de 32 años, y su prometido el empresario italiano Edoardo Mapelliz Mozzi, anunciaron el pasado miércoles la suspensión de la fiesta nupcial en los jardines del Palacio de Buckingham para proteger a sus invitados, especialmente a los más vulnerables, del coronavirus y evitar que se propague aún más. Esta decisión se produjo después de que el primer ministro Boris Johnson instara a los británicos a evitar las reuniones masivas y practicar el distanciamiento social.

Sin embargo, el Gobierno británico no prohibió los bautizos o las ceremonias nupciales, lo que significa que las bodas de Beatriz y Edoardo, programadas para el 29 de mayo, todavía están en pie. Si la pareja que realmente no quiere posponer sus planes, todavía pueden casarse, confirmaron las autoridades de la la Iglesia de Inglaterra, pero tendrán que reducir enormemente el número de asistentes a la ceremonia religiosa, lo que también sería ligeramente diferente. Está programada para realizarse en la pequeña Capilla Real del palacio de St. James, Londres, la misma donde se casaron la reina Victoria y el príncipe Alberto en 1840.

La Iglesia de Inglaterra señaló sus nuevas reglas a seguir para frenar la propagación del síndrome respiratorio surgido en China: “El nuevo consejo deja en claro que, si bien estos eventos importantes de la vida pueden seguir marcando, tendrán que reducirse significativamente para satisfacer la necesidad de distanciamiento social. También deja en claro que, donde a las familias les gustaría reorganizarse, la Iglesia trabajará con ellos para que esto sea posible. En el caso de las bodas, recomienda que el número de asistentes a la ceremonia se limite al mínimo legal de cinco personas: el sacerdote, los novios y dos testigos”. “Aparte de la pareja, todos los demás deben observar una distancia social en la medida de lo posible. La guía deja en claro que no se requieren tradiciones como que el sacerdote toque los anillos o las manos de la pareja como parte de una oración o bendición”, agregaron las autoridades eclesiásticas.

El número de muertos a nivel mundial provocados por el coronavirus superó los 10.000, reportó el último boletín difundido por la Johns Hopkins University. La universidad norteamericana registró el 20 de marzo 10.030 decesos, un total de 244.523 contagios confirmados y 86.031 personas curadas. El umbral de los 9.000 decesos en el mundo se había confirmado el 19 de marzo.

Las nuevas reglas suponen la eliminación de los planes para que Christopher, el hijo de Edoardo, no participe como “best man” (padrino) en la ceremonia. Otra sugerencia de la Iglesia fue retransmitir en directo la ceremonia para que los invitados vean a la pareja decir “sí” quiero”. “La guía recomienda la transmisión siempre que sea posible, pero reconoce que las parejas pueden desear posponer su boda o proceder, pero celebrar una bendición pública en una fecha posterior”, agregó la Iglesia. Ante esto,la princesa Beatriz y su novio todavía no decidieron si continuarán con sus planes y el palacio de Buckingham dijo que están “considerando los consejo del Gobierno” antes de tomar cualquier decisión.

En una nota de prensa, el palacio dijo: “La princesa Beatriz y el señor Mapelli Mozzi están ansiosos por casarse, pero son igualmente conscientes de la necesidad de evitar asumir riesgos innecesarios en las circunstancias actuales. De acuerdo con el consejo del Gobierno para el Reino Unido y más allá, la pareja está revisando sus arreglos para el 29 de mayo. Son particularmente conscientes de los consejos del Gobierno en relación tanto con el bienestar de los miembros mayores de la familia como con las grandes reuniones de personas”. “La pareja considerará cuidadosamente el consejo del Gobierno antes de decidir si un matrimonio privado podría tener lugar entre un pequeño grupo de familiares y amigos”, agregó el palacio.

Ya que estás aquí… apoya a Secretos Cortesanos para el lanzamiento de su próximo libro digital