Familias Reales de Europa

Harald V de Noruega, desde la cuarentena: “Estamos al principio de algo, de lo cual no sabemos las consecuencias completas”

En un inusual discurso por TV, el monarca de 83 tranquilizó a los noruegos: “Estamos juntos en esto, y juntos superaremos lo que nos espera”.

El rey Harald V de Noruega hizo una inusual declaración a la nación el domingo en la que reconoció que la crisis del coronavirus en su país es “irreal, extraña e inquietante para todos”. “No podemos reconocer ni nuestra vida cotidiana ni el mundo que nos rodea”, dijo el rey en un discurso emitido por el noticiero de la emisora ​​estatal NRK. “Sin embargo, solo estamos al principio de algo, de lo cual no sabemos las consecuencias completas”. Señaló que la incertidumbre “nos hace vulnerables” mientras que la gravedad de la situación “nos pone ansiosos”. La vida diaria que ahora involucra cuarentena, nuevas restricciones y tener que lidiar con el cierre masivo de escuelas por parte del estado y muchos lugares de trabajo “pueden hacernos sentir desesperados”.

El octogenario rey Harald V de Noruega y su esposa, la reina Sonia, se recluyeron en cuarentena en la cabaña real de Kongsseteren, en las colinas sobre Oslo, después de haber regresado de un viaje de Estado a Jordania. Mientras tanto, su país, donde se contabilizan más de 60 infectados, anunció el cierre de todas las escuelas y universidades y otras medidas para prevenir la infección. “Es crucial que todos participemos en el esfuerzo nacional para evitar exponernos a nosotros mismos y a otros a la infección”, explicó el rey. Los monarcas obedecen de esta forma a una de las medidas de control tomadas por el gobierno noruego de que todas las personas que hayan regresado de un viaje del extranjero deben permanecer en cuarentena en el hogar, independientemente de si tienen síntomas o no.

El discurso de dos minutos y medio estuvo dirigido a proporcionar cierta tranquilidad pública y agregar peso adicional a los esfuerzos del gobierno noruego para organizar una ” colaboración nacional” contra la propagación de la enfermedad (COVID-19). El rey, de 83 años, habló después de un fin de semana de confusión y agitación sin precedentes, durante el cual los ministros del gobierno y los funcionarios de salud instaron repetidamente a los noruegos a cumplir con las directrices oficiales, especialmente a quedarse en casa y, controvertidamente, no escapar a sus cabañas o casas de vacaciones las montañas o la costa.

El monarca noruego tradicionalmente se dirige a la nación solo en la víspera de Año Nuevo. Sin embargo, el monarca pronunció discursos importantes en ocasiones especiales o dramáticas, especialmente después del ataque terrorista contra Noruega el 22 de julio de 2011. “Noruega es una sociedad construida sobre la confianza mutua”, recordó el rey Harald a los noruegos. “Ahora hay una necesidad especial de tener confianza el uno en el otro, estar seguros de que todos y cada uno de nosotros actuemos de manera responsable para evitar la propagación de la infección por el virus, y que las autoridades de nuestro país tomen decisiones acertadas”.

Ya que estás aquí… apoya a Secretos Cortesanos para el lanzamiento de su próximo libro digital