España

Marta Gayá, “novia” del rey Juan Carlos de España, habría recibido 2 millones de euros de una cuenta bancaria bajo sospecha

La noticia llega después de que se afirmara que el exmonarca donó 65 millones a Corinna Larsen, a través de una offshore panameña.

En los últimos años de su reinado, el rey Juan Carlos de España habría donado 2 millones de euros a la española Marta Gayá, con quien habría mantenido una relación sentimental, desde la misma cuenta que pagó 65 millones de euros a su también presunta amante Corinna Larsen. Así lo reveló este lunes el portal OKdiario, que informa que las entregas, de un millón cada una, se realizaron en 2011 y 2012. La noticia llega después de que la prensa española afirmara que el exmonarca donó 65 millones a la empresaria alemana Corinna Larsen, a través de una offshore panameña, en 2012 procedente de 100 millones que recibió del fallecido rey Abdallah de Arabia Saudita.

Sagún una conversación interceptada por los servicios españoles en 1990, el rey Juan Carlos -quien abdicó en 2014- confesó a su amigo Josep Cusí su amor por Gayá diciendo que “nunca he sido tan feliz” y refiriéndose a ella como “my girlf” (“mi novia”). El rey y Marta habrían mantenido una relación durante unos 15 años, desde 1990 hasta la aparición de Corinna, en 2004, dice Okdiario. Se conocieron en los años 80 en Mallorca, donde se encontraba ella, durante un veraneo de la familia real. En julio de 2017 fueron vistos en público por última vez juntos, durante la inauguración en Irlanda de la Iglesia de San Juan Bautista, tras lo que viajaron a República Dominicana, Miami y Suiza. La donación a Gayá, decoradora de 71 años, se produjo en 2011, lo que, según la fuente, da a entender que restableció el contacto con ella después de su ruptura con Larsen.

Suiza mantiene abierta una investigación respecto a este dinero por si se correspondiera a una comisión para la construcción del tren de alta velocidad (AVE) a La Meca. Corinna Larsen anunció la semana pasada que denunciará al rey Juan Carlos, con quien presuntamente mantuvo una relación extramatrimonial, por amenazas para que no revele “secretos de Estado”. Su portavoz señaló que sufre una campaña de acoso desde 2012, cuando salió a luz su relación al conocerse el viaje que realizaron juntos a Botswana. Tras ocho años de abusos, que también han ido dirigidos contra mis hijos, y dado que no hay final a la vista, no me veo con más opciones que tomar acciones legales”, declaró a The Daily Mail.