Asia & Oriente Medio

Isabel II se alejará de su “amigo” el emir de Dubai por la acusaciones que pesan en su contra

El desaire real ocurre después de que la justicia londinense concluyera que el autócrata secuestró a dos de sus hijas y amenazó a su esposa.

La prensa británica asegura este sábado que la reina Isabel II se negará a ser fotografiada con el Emir de Dubai después de que una sentencia del Tribunal Superior dictaminó que secuestró a dos de sus hijas y amenazó de muerte a su esposa. La decisión de esquivar al jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, de 70 años, vicepresidente y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, y gobernante del Emirato de Dubai, podría tener un efecto duradero en las relaciones británicas con la pequeña pero riquísima nación del Medio Oriente, dijeron los medios.

Durante décadas, la reina y el jeque Mohammed fueron fotografiados juntos en público, y la monarca incluso invitó al jeque a presenciar las carreras de Ascot desde el exclusivo palco real. Los rumores de un desaire real, reportado por el periódico londinense The Times, se producen después de que el emir, uno de los hombres más ricos del mundo, fuera expuesto por haber emprendido una campaña de “miedo e intimidación” contra su esposa más joven, la princesa Haya de Jordania, que huyó a Gran Bretaña el año pasado temiendo que ser asesinada. La reina también evitará ser vista con la princesa, informó el Times.

La amistad se extiende por separado a la esposa del jeque, Haya bint Al Hussein, cuyas pruebas aportadas en la corte ayudaron a exponer la brutalidad con la que el emir gobierna a la familia real. El padre de Haya, el fallecido rey Hussein de Jordania, fue un cálido y firme aliado del Reino Unido y un amigo cercano de la familia real británica. La princesa, una jinete consumada que cabalgó por su país en los Juegos Olímpicos de Sydney, prodigó elogios a la reina cuando le otorgó el primer premio a la trayectoria de la Federación Ecuestre Internacional: “Ella es una verdadera amazona que cabalga cuando los negocios estatales lo permiten. Su conocimiento de la cría y los linajes es increíble”. Para proteger a su hermana, el actual rey jordano, Abdallah II, le concedió un cargo diplomático en la embajada de su país en Londres.

La sentencia condenatoria del Tribunal Superior dice que el monarca secuestró a dos de sus hijas antes de emprender una aterradora campaña de intimidación y acoso contra su ex esposa después de que tuvo una aventura con un guardaespaldas británico, lo que podría significar que violó la ley penal inglesa y los “derechos humanos aceptados”. Según el abogado de Haya, Sir Andrew McFarlane, el multimillonario jeque dubaití “utilizó sus poderes muy sustanciales a su disposición” para secuestrar a la princesa Shamsa durante unas vacaciones familiares en Inglaterra en 2000, y detener a la princesa Latifa, de 32 años, en Dubai en contra de su voluntad cuando intentó huir en 2002 y 2018. A su juicio, Sir Andrew dice que las acusaciones de Haya “se reducen a tres reclamos: el emir “ordenó y orquestó” el secuestro ilegal de Shamsa de Gran Bretaña, organizó dos veces el “regreso forzado” de Latifa a la casa familiar antes de privar a las dos mujeres de su libertad y lanzar una campaña de acoso el año pasado contra ella.