Historias

A las reinas de Europa les gustaba ir a la guerra más que a los reyes, según una investigación

“Se cree que los hombres son responsables de guerras y genocidios, y que las mujeres son pacificadoras”, dijo una de las investigadoras, pero “este estudio pone a ese estereotipo de cabeza”.

Se ha sostenido durante mucho tiempo que las mujeres son naturalmente más pacíficas que los hombres y, por lo tanto, tienen menos probabilidades de librar guerras si están en el poder. Pero una investigación de más de 400 años de historia europea, publicada en el mes de noviembre, parece contradecir esa percepción: dice que las mujeres gobernantes tienen más probabilidades de ir a la guerra que los monarcas hombres, lo que contraviene la “sabiduría común” de los estereotipos de género tradicionales.

La investigación, realizada por la Chicago’s Harris School of Public Policy de la Universidad de Chicago, cubrió el período de 1480 a 1913, que estuvo dominado por las monarquías hereditarias. Los investigadores se centraron en 193 reinados de 18 monarquías europeas, es decir, reinos o ducados, que tuvieron al menos una líder femenina durante este tiempo (ya sea una sola reina o dos monarcas que gobernaban). Estas monarquías incluyen el Imperio Ruso, el Reino de Inglaterra, España y el Imperio Austriaco, y entre los reinados analizados figuran la emperatriz rusa Catalina la Grande, la reina Isabel I de Inglaterra e Isabel I de Castilla.

En 1588, la reina Isabel de Inglaterra prometió que si la Armada española llegaba a estas costas, ella misma tomaría las armas: “Tengo el cuerpo pero de una mujer débil y débil, pero tengo el corazón y el estómago de un rey, y de un Rey de Inglaterra también”.

Los investigadores encontraron que dentro de ese período de tiempo, los estados gobernados por reinas tenían 39 puntos porcentuales más de probabilidad de declarar la guerra que los reinos dirigidos por hombres. “Las reinas también tenían más probabilidades de ganar territorio en el transcurso de sus reinados, pero no experimentaron una mayor inestabilidad interna”, escribieron los investigadores. “Existe este estereotipo general de que los hombres son responsables de guerras y genocidios, y que las mujeres, naturalmente, son pacificadoras”, dijo a The Times la coautora de la investigación, Oeindrila Dube, pero “esta investigación pone a ese estereotipo de cabeza”.

Si estaban casados ​​o no, importaba

El estudio concluye que las reinas solteras fueron atacadas más que los reyes solteros, probablemente porque los adversarios veían esos estados como un objetivo “vulnerable” al igual que percibían a sus gobernantes mujeres. Al mismo tiempo, las reinas casadas también eran más propensas a atacar que los reyes casados, en parte porque “alistarían a sus esposos para ayudarlos a gobernar”, mientras que los reyes rara vez recurrían a sus consortes para hacerse cargo de esta responsabilidad.

Los autores explicaron: “Las reinas a menudo ponen a sus cónyuges a cargo de las reformas militares o fiscales. Esta mayor división del trabajo conyugal puede haber mejorado la capacidad de los reinados reales, permitiendo a las reinas seguir políticas de guerra más agresivas”. El papel de los asesores masculinos, que pueden haber cambiado la política exterior de una reina hacia una mayor agresión, no se tuvo en cuenta. “Si este fuera el caso, el efecto de género en la guerra debería ser aún mayor entre los monarcas que accedieron a un era más joven, ya que estos monarcas tenían más probabilidades de ser influenciados por asesores. Sin embargo, tampoco observamos este tipo de efecto diferencial”, dijeron.

Una nueva mirada al viejo estereotipo

Los investigadores señalaron que sus hallazgos van en contra de la creencia común de que “las mujeres son menos violentas que los hombres y, por lo tanto, los estados liderados por mujeres serán más pacíficos que los estados liderados por hombres”. Citado por The Times, famoso politólogo Francis Fukuyama afirmó que las relaciones pacíficas entre los países están en correlación directa con la creciente participación femenina en los asuntos exteriores y la toma de decisiones, mientras que el psicólogo cognitivo Stephen Pinker culpó a los hombres de “casi todas las guerras y genocidios del mundo”.

Por Secretos Cortesanos

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de este sitio sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. TwitterFacebookInstagram

This entry was posted in: Historias

por

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram.