Duques de Sussex

“Existe una amenaza creíble”: Scotland Yard podría tener que trasladarse a Canadá para proteger a Harry y Meghan

Expertos en seguridad real temen por la vida del príncipe Enrique. La policía canadiense se retirará el 31 de marzo.

El Reino Unido podría convocar a voluntarios de la policía británica, la Scotland Yard, para que se trasladen a Canadá y pasen varios meses allí a fin de ofrecer protección al duque y a la duquesa de Sussex después de que renunciaron oficialmente como miembros de la realeza en activo el 31 de marzo, escribió The Daily Telegraph. Los arreglos de protección para el príncipe británico Enrique y su esposa, Meghan Markle, podrían convertirse en una pesadilla de seguridad para los recursos policiales, ya que la Real Policía Montada de Canadá ha confirmado que dejará de protegerlos “de acuerdo con el cambio de su estatus”. “Como el duque y la duquesa se reconocen actualmente como personas internacionalmente protegidas, Canadá tiene la obligación de proporcionar asistencia de seguridad según sea necesario”, dijo la Policía canadiense en un comunicado.

En medio de sugerencias de fuentes reales de que la pareja contribuirá a su propia seguridad si logran el éxito comercial, se cita a las fuentes policiales como “desconcertadas” sobre cómo funcionará exactamente el futuro plan de seguridad. Si bien aún no hay detalles sobre dónde vivirán el los duques y su hijo, Archie, con qué frecuencia viajarán y quién pagará la factura de seguridad, la publicación del 29 de marzo cita a una fuente de Scotland Yard: “Esta situación no tiene precedentes en la era moderna y todavía hay muchos detalles que deben resolverse antes de que se puedan tomar decisiones a largo plazo. Las negociaciones están en curso”.

El nivel de protección que recibe la pareja real una vez que dejan de ser miembros de la realeza aún está en debate entre el Comité Ejecutivo Real y VIP, presidido por el ex funcionario Sir Richard Mottram. Se tomará una decisión después de una evaluación adecuada de los riesgos y la vulnerabilidad. “Es probable que el equipo esté formado por tres o cuatro oficiales del Met (Policía Metropolitana) que estarán ubicados a tiempo completo donde sea que se encuentren el duque y la duquesa en el mundo. El Met probablemente pedirá voluntarios”, dijo una fuente de la policía.

En medio del anuncio a principios de año de que el duque y la duquesa de Sussex tienen la intención de alejarse de los deberes públicos, mudarse al extranjero y “hacer la transición a un nuevo modelo de trabajo”, volverse financieramente independientes del contribuyente del Reino Unido, aún se especula sobre quién pagaría la factura por proteger a la pareja y a su hijo. Según las fuentes, se podría pedir al gobierno del Reino Unido que contribuya a los costos de proteger a la pareja real.

Según el ex jefe del escuadrón de protección real del Met, Dai Davies, la pareja no podía esperar depender de una empresa de seguridad privada, ya que la “amenaza contra la pareja era demasiado grave”. “Varias personas han amenazado con matar a Harry en los últimos años… Existe una amenaza creíble. El acceso a la inteligencia y la evaluación de riesgos son absolutamente esenciales. También tendrán que garantizar que su equipo de protección personal esté adecuadamente capacitado. La única forma en que esto es garantizado es usar oficiales especialmente entrenados”, dijo.

Los expertos en seguridad coinciden en que el príncipe británico, de 35 años, enfrenta un riesgo creíble debido a su pertenencia a la casa real británica y su antiguo servicio militar en Afganistán. “No existe un mecanismo formal para este tipo de acuerdo … Nunca he oído hablar de fuerzas externas pagadas en privado por el Met, pero podría suceder”, dijo Davies, quien también fue citado expresando su sorpresa de que haya una discusión pública en curso sobre el asunto. “Claramente ha habido una falla en las comunicaciones en todos los niveles. Este escenario no debería ser un tema de debate público. Es una acusación a todos los involucrados”, agregó.

Otro ex oficial de protección real, Simon Morgan, dijo que la decisión final dependería del papel que el príncipe y la duquesa de Sussex elijan adoptar en el escenario global. “Si salen de la lista de Personas Internacionalmente Protegidas, se convierten en individuos con un patrimonio extremadamente alto, muchos de los cuales, como Bill Gates y Sir Richard Branson, tienen protección las 24 horas”, dijo.

“Es una decisión estratégica. Pero ya sea un equipo privado o el Met, habrá un equipo que se encargará de su seguridad física, cibernética, técnica e inteligencia. Todo estará envuelto en un solo paquete… Si están ganando dinero y son capaces de justificar y pagar por su equipo de protección, entonces, ¿por qué no lo pagarían, como hacen otros? Es diferente si su rol diario tiene algún elemento de deber público”, agregó Morgan.

El príncipe Enrique y su esposa, una exactriz estadounidense, hicieron el sorprendente anuncio de que abandonarán la Casa Real con la intención de dividir su tiempo entre el Reino Unido y América del Norte mientras trabajaban para ser financieramente independientes. Según el acuerdo alcanzado con la reina Isabel II y el príncipe Carlos, la pareja ya no llevará a cabo deberes oficiales en nombre de Su Majestad, retendrá pero no usará sus títulos de “Altezas Reales” y se verá obligada a abandonar los planes de usar la marca “Sussex Royal” para evitar involucrar a la realeza en asuntos privados. Se estipula un período de transición de 12 meses.