Duques de Sussex

Con el apoyo de los ciudadanos, Canadá dejará de pagar los costos de seguridad del príncipe Harry

Lo anunció el gobierno canadiense. Se cree que el aparato de protección del príncipe Harry y su esposa, Meghan, costará unos 1,7 millones de dólares canadienses.

Por S.C.

Los contribuyentes canadienses han estado pagando algunos de los costos de seguridad para el príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa, Meghan Markle. Pero eso se detendrá en unas semanas más, cuando la pareja complete su separación de la Familia Real Británica. Algunos medios canadienses han estimado los costos relacionados con la protección de los duques de Sussex en aproximadamente 1,7 millones de dólares canadienses anuales, mientras otros medios mencionan sumas mucho mayores.

Según informó una portavoz del ministro de Seguridad Pública, Bill Blair, dijo a la cadena Global News que los canadienses han estado pagando algunos de los costos de seguridad para los duques desde noviembre de 2019, pero dejarán de hacerlo “en las próximas semanas”. “El duque y la duquesa de Sussex que eligieron reubicarse en Canadá a tiempo parcial presentaron a nuestro gobierno un conjunto único y sin precedentes de circunstancias”, dijo Mary-Liz Power, confirmando una declaración que Public Safety Canada había dado previamente a la CBC.

“La RCMP (Real Policía Montada de Canadá) ha estado involucrada con funcionarios en el Reino Unido desde el principio con respecto a consideraciones de seguridad. Como el duque y la duquesa se reconocen actualmente como personas internacionalmente protegidas, Canadá tiene la obligación de proporcionar asistencia de seguridad según sea necesario. A pedido de la Policía Metropolitana, la RCMP ha estado brindando asistencia a la policía británica desde la llegada del duque y la duquesa a Canadá de manera intermitente desde octubre de 2019. La asistencia cesará en las próximas semanas, de acuerdo con su cambio de estado”, dijo la portavoz.

Los duques de Sussex anunciaron que saldrán formalmente de la familia real el 31 de marzo, siguiendo su deseo de abandonar sus obligaciones como representantes de la Corona británica y de llevar una vida “normal” y ser financieramente independientes. Actualmente están instalados con su hijo Archie (nacido en mayo de 2019) en una lujosa casa en la isla canadiense de Vancouver, frente a la gran metrópolis del Pacífico. La partida del príncipe marca un primer paso en la “vida más independiente” que la reina Isabel II dijo que “apoya”.

Los duques dijeron que tienen la intención de dividir su tiempo entre Canadá y el Reino Unido, donde también mantienen Frogmore Cottage en los terrenos del Castillo de Windsor. A principios de febrero, una amplia mayoría de canadienses (77%) consideró en una encuesta realizada por la cadena CTV que su país no tiene que pagar por la seguridad del príncipe y de su familia porque no están en Canadá como representantes de la reina, que es la jefa de Estado de Canadá, una monarquía parlamentaria. De acuerdo con la encuesta, sólo el 19% de los canadienses no se opondría a que su país asumiera una parte de los costos.

La pareja, que se ha enfrentado a un intenso escrutinio mediático por parte de los tabloides británicos desde su compromiso en noviembre de 2017, expresó sus críticas sobre lo que consideran intrusiones injustificadas en su vida privada y enmarcó la decisión de renunciar a los deberes reales como un intento de “eliminar la supuesta justificación de ‘interés público’ para la intrusión de los medios en sus vidas”. Si bien conservarán sus títulos como Su Alteza Real y Su Alteza Real, no los usarán activamente y no se les permitirá usar ninguna iteración de la palabra “royal” en su marca pública y en su trabajo para establecer nuevas organizaciones de caridad.

Los canadienses opinan

En enero, más de 80.000 canadienses firmaron la petición digital para pedir a los duques que se hagan cargo de sus gastos de seguridad durante su permanencia en Canadá. “Los canadienses se complacen en dar la bienvenida al duque y a la duquesa en Canadá, pero dijeron claramente que los contribuyentes no deberían estar obligados a mantenerlos”, afirmó Aaron Wudrick, presidente de la Canadian Taxpayer Federation, la asociación promotora de la recolección de firmas. “Todos los canadienses auguran” a los duques de Sussex “que puedan realizar su ambición de convertirse en financieramente independientes”, agregó.

Una encuesta revelada también en enero indicó que el 73% de los canadienses dice “no gracias” a la posibilidad de una transferencia de los duques de Sussex a su país a su costa, mientras que solo el 3% cría que el país debería asumir los gastos de la reubicación y su seguridad, según los datos de la organización sin fines de lucro Angus Reid Institute. Según la misma investigación, uno de cada cuatro canadienses cree que la familia real británica tiene menos importancia en la vida de Canadá actual, mientras que el 41% cree que no tiene ninguno. Al mismo tiempo, Harry es el miembro más popular de la familia real en Canadá, con el 69% de los canadienses que lo consideran favorablemente.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]