Holanda

El palacio holandés de Het Loo se prepara para convertirse en un museo de la Casa de Orange

Situado en Apeldoorn, es un palacio de 300 años de antigüedad y fue habitado por príncipes y reyes de la dinastía holandesa hasta 1962.

Por S.C.

El palacio de Het Loo, antigua residencia de la Casa de Orange, reabrirá en 2021 después de una intensa renovación para convertirse en un museo completamente nuevo sobre la familia real de los Países Bajos. El palacio tiene la esperanza de recibir a 500.000 visitantes en el año inaugural, que podrán disfrutar de una exposición permanente sobre la historia de los residentes del palacio, titulada “El secreto de Orange”, que recorre las vidas de los príncipes y reyes de la dinastía desde el siglo XVI hasta el presente.

“Creamos espacio de exhibición adicional para que podamos mostrar más de nuestra colección. En una nueva presentación de El secreto de Orange, hablamos sobre la relación entre los Países Bajos y las naranjas, pasado y presente, desde Guillermo de Orangehasta el rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima. El Palacio Het Loo pronto será el único museo que contará la historia completa”, dijo Michel van Maarseveen, director general en del museo.

Desde 1984, Het Loo ha estado abierto al público como un museo y sus exposiciones y eventos atraen a más de 360.000 visitantes al año. La expectativa es que en 2021, el año de apertura después de la renovación, ese número aumentará a medio millón de visitantes, invitados por la atracción que genera la actual familia real neerlandesa.

Van Maarseveen dijo que el palacio contará con “un ala completa donde los niños en contextos familiares y escolares con todo tipo de actividades podrán experimentar lo que es vivir en un palacio”. “En el palacio real, las rutas públicas se vuelven más lógicas y se restauran las habitaciones privadas reales. Con ascensores adicionales, el palacio será más accesible, para que todos puedan disfrutar de los interiores del siglo XVII y la espectacular vista desde el techo del palacio”, explicó el director.

Pabellón de caza

Los miembros de la Casa de Orange vivieron y se recrearon en el Palacio Het Loo durante más de 300 años. Lo que comenzó en 1684 como un pabellón de caza para un campeón, el estatúder Guillermo III de Orange, se convirtió en un palacio para un rey. Al igual que otros monarcas europeos, el estatúder quería impresionar a invitados con su nueva residencia y mostrar lo rico y distinguido que era. Guillermo y su esposa María Estuardo, hija del rey de Inglaterra, eran amantes de la arquitectura y la jardinería artística y recibieron allí a sus invitados por entretenimiento o negocios. Cuando María ascendió al trono británico en 1689, ordenaron que se construyeran los hermosos jardines con pabellones, muy adecuados con su nuevo estatus.

La exquisita arquitectura barroca del Palacio Het Loo y su importante herencia histórica son lo que hacen de él una joya de la cultura holandesa y es considerado como el “Versalles de Holanda”. Después de la muerte de Guillermo III, el palacio fue utilizado por los consecutivos gobernantes de la Casa de Orange como destino de caza y residencia de verano. En 1795 tras la huida del último estatúder de la dinastía a Inglaterra, el palacio y sus preciosos jardines empezaron a deteriorarse, y no fue sino hasta 1806 cuando Luis Napoleón, nombrado rey de Holanda, decidió cambiar su fachada radicalmente con un tono blanco grisáceo.

El destino real del palacio llegó a su fin tras la muerte de la Reina Guillermina, quien decidió en 1960 que, tras su muerte, el edificio pasaría a manos del Estado. Los últimos miembros de la familia real holandsa en habitar el Palacio Het Loo, fueron la princesa Margarita (hermana de la exreina Beatriz) y el profesor Pieter van Vollenhoven. Las restauraciones que sucedieron al deceso devolvieron a los jardines y al interior de la construcción su antiguo esplendor. Abrió al público en 1984, al cumplirse 300 años de su fundación.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]