Japón

Naruhito reconoce que la emperatriz Masako todavía sufre “altibajos” en su salud mental

El monarca habló en una conferencia de prensa con motivo de su cumpleaños 60: “Está en camino a la recuperación”, señaló.

Por S.C.

El emperador Naruhito de Japón dijo que su esposa aun sufre “altibajos” en su lucha por recuperarse de una enfermedad inducida por el estrés que la persigue desde hace más de una década. La salud de la emperatriz consorte Masako, que mostró estar bien al asistir a todas ceremonias de entronización celebradas en mayo y octubre del año pasado, es un tema permanente de conversación en Japón, y muchos confiaban en una total recuperación.

El emperador, sin embargo, advirtió este 23 de febrero que Masako “todavía está en camino a la recuperación”. “Su condición tiene sus altibajos y su fatiga tiende a prolongarse después de un gran evento o cuando los eventos ocurren uno tras otro”, dijo el monarca en una conferencia de prensa con motivo de su 60º cumpleaños. “Quiero que nunca se agote demasiado, sino que continúe trabajando en lo que puede hacer”, dijo, describiéndola como “una buena consultora en asuntos privados y oficiales”.

Naruhito ascendió al trono en mayo, tras la abdicación de su padre. Masako, educada en Harvard y Oxford, dejó de lado una prometedora carrera diplomática para casarse con Naruhito e ingresar a la familia real en 1993. En 2004, el palacio imperial reveló que había estado recibiendo tratamiento por un “trastorno adaptativo” inducido por el estrés, lo que la obligó a ausentarse de algunos compromisos reales. Se señaló que esa enfermedad se debió a las severas restricciones de la vida en Palacio y por la presión para que se quedara embarazada.

La emperatriz nunca se recuperó por completo de una depresión motivada por sus dificultades para amoldarse a las retrógradas reglas de la Corte y, tanto o más importante, por las urgencias para que diera a luz un heredero varón. En 2001 tuvo a su única hija, la princesa Toshi, después de haber sufrido un aborto en 1999. El estado de Masako posterior a estos eventos llevó a su marido, entonces príncipe heredero, a reconocer públicamente: “En estos años Masako ha intentado ajustarse todo lo mejor posible a la vida en Palacio, pero ha quedado agotada. Es cierto que ha habido movimientos para negarle su carrera y su personalidad”.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]