Familia Real Britanica

La extravagante corona del Príncipe de Gales es exhibida junto a las joyas reales en la Torre de Londres

Realizada en 1969, esta joya podrá ser admirada por el público junto a otras dos coronas de príncipes de Gales de los siglos XVIII y XX.

Por S.C.

La ancestral Torre de Londres, palacios real, cárcel y sitio de ejecución de reinas y traidores, exhibirá desde ahora la corona del Príncipe de Gales confeccionada en 1969 para el príncipe Carlos de Inglaterra. La extravagante corona se suma así a una magnífica colección mundialmente famosa de las Joyas de la Corona británica, que suman un total 23.578 piedras preciosas. Además, compartirá la exposición con las coronas de otros dos príncipes de Gales: la del hijo de Jorge II (realizada en el siglo XVIII) y la del futuro rey Jorge V (hecha en 1902).

La corona, la más “joven” de la colección real, fue diseñada por el arquitecto y orfebre Louis Osman. Fue realizada en oro y platino, engastada con diamante y esmeraldas con una gorra de terciopelo morado y armiño. Además, en un dato absolutamente curioso, el orbe que adorna la parte superior de la corona fue realizado con una pelota de ping pong como molde, pero dicho objeto no pudo extraerse. Ahora la corona, que la reina Isabel II colocó sobre la cabeza de su heredero en el Castillo de Caernarfon (Gales) el 1 de julio de 1969 también se exhibirá con el cetro utilizado en esa ceremonia, pero realizado para la investidura del príncipe Eduardo en 1911.

Las Joyas de la Corona se encuentran bajo vigilancia armada en la Casa de las Joyas de la Torre. “Estas gemas son una colección de trabajo única de la realeza real y todavía son utilizadas regularmente por La Reina para importantes ceremonias nacionales, como la Apertura del Parlamento del Estado”, explicaron voceros de la Torre. Las Joyas de la Corona fueron destruidas en la Torre después de la Guerra Civil y rehechas para la coronación de Carlos II en 1661, y desde ese año se conservan allí ininterrumpidamente. “Representan la autoridad real para dirigir y proteger a la nación”, explican historiadores.

La colección real guarda varias coronas de príncipes de Gales, aunque no todas fueron usadas en investiduras como la que protagonizó Carlos en 1969. Desde 1729 hasta principios del siglo XX, los príncipes de Gales utilizaron la corona del príncipe Federico Luis (hijo de Jorge II) y se confeccionó una nueva en 1902 para el príncipe Jorge -futuro rey Jorge V-, que sería utilizada por su hijo en su propia investidura de 1911. Una nueva corona, más tradicional, fue confeccionada para Eduardo cuando fue investido príncipe en Gales ese mismo año pero lamentablemente no se conserva.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]