Historias

El ADN podría develar dónde fue enterrado un príncipe holandés del siglo XVI


Adolfo de Nassau murió durante la Guerra de los Ochenta años en 1568 y el destino de su cadáver es un misterio para los historiadores.

Por S.C.

Un ataúd, encontrado en una iglesia de la ciudad alemana de Dillenburg, podría contener la respuesta a la pregunta que durante mucho tiempo se han hecho los historiadores holandeses: donde está enterrado el hermano de Guillermo de Oranje, el conde Adolfo de Nassau (1540-1568), quien cayó en la batalla de Heiligerlee. La investigación está a cargo del historiador y empleado del Museo de la Universidad de Groningen Lammert Doedens, de 59, quien manifestó su emoción ante el descubrimiento.

Doedens ha estado investigando el paradero del cadáver de Adolfo de Nassau durante años. En 2016, recibió una pista cuando él y su equipo encontraron treinta restos en un sótano en Oldenburg, uno de los cuales no contiene ADN de Oldenburg. “¿Y qué hace esa persona en ese lugar de entierro”, se preguntó Doedens. Para poder determinar el lugar de descanso final del conde Adolfo para siempre, Doedens comenzó a buscar evidencia y para ello necesita ADN de la familia Van Nassau para compararlo con el nuevo ADN hallado en el sótano de Oldenburg.

No fue una búsqueda fácil, pero ahora está muy cerca de la respuesta. “En la tumba había una fina caja de madera. Cuando se levantó la tapa, vimos a un joven cuyo cuerpo había sido preservado muy bien. Estaba casi momificado”, relató Doedens al diario Dagblaad Noorden. “Me conmovió mucho”, dijo. “Mi colega investigadora Birgit Großkopf de la Universidad de Gotinga extrajo dos dientes, que por supuesto serán reemplazados. Según ella, las dos raíces de los dientes se pueden usar muy bien para el perfil de ADN”.

Doedens sospecha que debido a la guerra no fue posible enterrar al conde en Nassau, hogar ancestral de su dinastía, y la Casa de Oldenburg, que era amiga de la familia Nassau, se ofreció a sepultarlo en su iglesia. El próximo paso de la investigación es analizar el ADN dos descendientes del hermano de Adolfo, el príncipe Juan de Nassau, que están enterrados en la ciudad alemana de Dillenburg. Al compararlos con el ADN hallado en Oldenburg, se conocerá en los próximo dos meses si el príncipe de Nassau fue asesinado a los 27 años en Frisia y fue enterrado allí.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.