Holanda

Constantino, el “príncipe trabajador” de Holanda, combina su vida entre la realeza y el mundo real

El papel desempeñado por el hermano menor del actual rey holandés Guillermo Alejandro podría ofrecer un modelo para las monarquías del siglo XXI.

Por S.C.

Los Países Bajos son un buen ejemplo de cómo los altos miembros de la familia real pueden equilibrar su vida como miembros de casa real y trabajar como ciudadanos comunes: el príncipe Constantino y su esposa,la princesa Laurentien (hermano y cuñada del rey Guillermo Alejandro, respectivamente) trabajan, no reciben parte del presupuesto estatal destinado a la casa real y se mantienen de forma independiente, pero a la vez mantienen una posición preponderante en el mecanismo cortesano.

“Estuvieron de acuerdo previamente… con restarles responsabilidades reales, pero con la condición de que estén disponibles cuando la Corona los necesite, es posible que entonces deba dejar todo a un lado. Y cuando haga un trabajo, deben ponerse en contacto con gobierno, con el rey, con el monarca para decir cuál es su plan “, dijo el periodista real holandés Rick Evers.

En la conferencia de tecnología más grande del mundo en Las Vegas el mes pasado, el príncipe Constantino -4º en la sucesión al trono de los Países Bajos- mantuvo sus conexiones reales estrictamente en secreto. “No me gusta particularmente jugar con todo este asunto de la realeza”, dijo en una entrevista días antes de que los duques de Sussex anunciaran que se retirarían de sus obligaciones dentro de la monarquía británica para mantener vidas laborales independientes.

Constantino y Laurentien (la primera mujer holandesa y plebeya que se casó con un príncipe de la dinastía Orange-Nassau) trabajan para un grupo de expertos en política global y medio tiempo para el ministerio holandés de asuntos exteriores. “No hago esto con mi título real. Tenemos un sistema diferente en los Países Bajos que en el Reino Unido. No recibimos un salario del estado, así que básicamente tenemos que ganarnos la vida”, agregó el príncipe, de 50 años.

Constantino, que viajó al CES de Las Vegas como líder de TechLeap.nl, un esfuerzo holandés financiado con fondos públicos para apoyar y promover nuevas empresas en los Países Bajos, es muy consciente de las complejidades de hacer malabarismos con los deberes reales con otra carrera. “Si hago esto desde una perspectiva real, siempre tendría el gobierno a mis espaldas”, dice. “Si puedo hacer esto a título privado, aunque el gobierno me dio el contrato, ahora soy libre de hacer lo que creo que debería hacer en este trabajo. Esa libertad es realmente importante para mí. Cuanto más me vuelco en lo real, menos libertad tengo para hacer lo que creo que tengo que hacer”, reconoce.

El príncipe Constantino, cuyo nombre completo es Constantijn Christof Frederik Aschwin, es el segundo hijo de la exreina Beatriz (quien reinó entre 1980 y 2013) y del fallecido príncipe Claus, un exdiplomático de la Alemania Federal. Calificó como abogado en la Universidad de Leiden y trabajó en la UE, seguido de trabajos en finanzas internacionales en el Banco Mundial y luego en la consultora Booz Allen Hamilton en Londres. Sus tres hijos no llevan títulos principescos, con el objetivo de que, en el futuro, también puedan labrar vidas profesionales fuera de la realeza.

Recientemente, el príncipe calificó la decisión del duque y la duquesa de Sussex de retirarse de sus deberes reales como “valiente” y dijo que se sentía “conectado de alguna manera” por su deseo de llevar una vida más normal, según reportó el sitio Royal Central. “Es valiente porque no creo que Harry sepa en qué se encuentra por ahora. Creo que será muy abrumador”, agregó. “Me siento conectado a ellos de alguna manera, aunque están en una posición muy diferente”.

“Estoy en la Casa Real y mi hermano el príncipe Friso lo estaba cuando estaba vivo”, explicó Constantino. “Pero fuera de todo eso, también decidimos ganarnos la vida. Esa es una solución completamente diferente”. Constantino continuó diciendo que el duque y la duquesa de Sussex ahora estaban “atrapados entre dos mundos”. “Bien, han elegido y creo que es valiente de su parte”.

En 2017, Constatino y Laurentien crearon la Fundación Number 5, una organización benéfica que actualmente desarrolla varias iniciativas innovadoras para abordar una variedad de problemas sociales. La pareja raramente asiste a eventos públicos en su calidad de miembro de la Casa Real Holandesa, pero hacen una muy importante aparición anual en “Prinsjesdag”, o el Día del Príncipe, cuando el rey preside la apertura oficial de las sesiones parlamentarias cada mes de septiembre.

A pesar de su papel actual, la tecnología, sin embargo, no es realmente la pasión de Constantino: “No estoy tan interesado en la tecnología misma. Creo que es mi interés en cómo la tecnología cambia la sociedad, las relaciones, cómo impacta la economía. Ahora se ha convertido en ‘cómo nos mantenemos relevantes si no participamos, si no desarrollamos nuevas tecnologías, si no logramos comercializarlas, cómo nos mantenemos relevantes como economía y sociedad, cómo ¿Competimos con China y los Estados Unidos?”

La corresponsal de la BBC, Anna Holligan, explicó que en 2005 los Países Bajos adoptaron un código de medios bajo el cual las fotografías de miembros de la casa real que realizan tareas reales siempre están permitidas, y en ocasiones como días festivos, el gobierno organiza sesiones de prensa oficiales para tomar fotografías, con la condición de que a los miembros de la realeza se les permita privacidad para el resto del año. “Es un modelo de trabajo que parece satisfacer tanto a la realeza como al interés público en sus vidas (relativamente normales)”, agrega.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.