Gran Bretaña

Lady Iris, la “royal” británica que vivió en Canadá y fue modelo publicitaria

Al igual que los duques de Sussex, escapó de las exigencias de la realeza para llevar una vida más corriente en América del Norte.

Por Darío Silva D’Andrea | @dariosilvad

“Iris amaba la piscina. Esto fue un hecho. Venía todos los días que podía, con su traje de baño de una pieza y una bata de felpa. Ella tocaba nuestro timbre y decía: ‘¿Puede Kristine venir a nadar?’ No sé lo que era extraño: si quería ir a una piscina al aire libre en compañía de una chica negra de Toronto o que Iris era, de hecho, Lady Iris Mountbatten (1920-1982), bisnieta de la reina Victoria y prima segunda de la reina Isabel II”. Así describió la periodista Kristine Maitland su cercanía con otro miembro de la familia real británica que abandonó el Reino Unido para tener una vida más privada en Canadá, al igual que la princesa Patricia de Connaught y los duques de Sussex.

“El nombre Mountbatten está impregnado de tragedia”, escribe Maitland en The Huffington Post. “Como se señaló en su obituario del New York Times, Lady Iris Victoria Beatrice Grace Mountbatten era prima hermana de Lord Louis Mountbatten, quien fue asesinado por terroristas del ejército republicano irlandés en 1979”. “Pero no se podría decir que la tragedia marcó la vida de Lady Iris, ya que fue una dama de honor en la coronación de Jorge VI, y era conocida por ser una hermosa debutante y modelo de piernas largas, con fotografías de ella vistas regularmente en los periódicos”.

Lady Iris Mountbatten era, efectivamente, una de los 87 bisnieta que tuvo Victoria I y prima del príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Nacida en 1920 en Londres, era hija del expríncipe Alejandro de Battenberg, convertido en Alexander Mountbatten, marqués de Carisbrooke (hermano de la reina Victoria Eugenia de España) y de la princesa Irene de Hesse (hermana de la última emperatriz de Rusia, Alejandra Feodorovna). A través de su madre, emparentaba además con la princesa Alicia de Grecia, madre del duque de Edimburgo.

Iris era la única nieta británica de la princesa Beatriz de Inglaterra, la hija menor de la reina Victoria (1857-1944), que disfrutaba mucho más de su papel de abuela que de madre. En diciembre de 1926, Beatriz escribió: “Pasé una Navidad tranquila y muy tranquila y tuve el placer de ver la alegría de mi querida nieta por su árbol y sus juguetes”. Unos años después, Iris se ganó la reputación de ser un poco rebelde y, a los 16 años, se afirmó que era la primera mujer en tener una licencia de motocicleta en Inglaterra.

Lady Iris Mountbatten se convirtió en una debutante muy fotografiada y trabajaba como auxiliar de enfermería en la Segunda Guerra Mundial cuando se casó con un capitán de la Guardia irlandesa, Hamilton Joseph O’Malley-Keyes. Su matrimonio no tuvo la bendición total de su familia y causó una grieta. Lamentablemente, el matrimonio no fue feliz y pronto se separarían. Ella se casó brevemente con un guitarrista de jazz, Michael Kelly Bryan, y su tercer y último matrimonio, con William Kemp, un actor y locutor canadiense alcohólico, tampoco duró mucho.

Después de su tercer divorcio, Iris decidió quedarse definitivamente en Toronto, donde enseñó danza y se convirtió en actriz y moderlo. “A menudo fue descrita como una rebelde o una “oveja negra” en los periódicos”, prosigue el relato de Kristine Maitland. Incluso apareció como anfitriona de un programa infantil de televisión en vivo llamado ‘Versatile Varieties’, disfrutó de su “estatus de celebridad” y apareció en anuncios promocionando una crema de la marca Pond’s y Warrens Mint Cocktail.

“Cuando yo nací en 1970, cinco años después de la llegada de Lady Iris a Toronto, se había escapado de la escena social en gran medida. Mi vecindario del oeste de Toronto no sabía nada de eso, hasta principios de la década de 1980, cuando se produjo un incendio en la casa de Lady Iris en High Park Avenue, al norte de Bloor Street”. Lady Iris permaneció en Toronto por el resto de su vida, pero asistió al funeral de su primo, Lord Mountbatten en 1979, por invitación de Isabel II. Murió, a los 62 años, después de una larga enfermedad en el Hospital Wellesley, de Toronto. Sus cenizas fueron enterradas en la Capilla Battenberg en la Iglesia de San Mildred, Whippingham en la Isla de Wight, donde había muerto su bisabuela hacía 80 años.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]