Luxemburgo

Pol Schock, periodista luxemburgués: “La gran duquesa difunde el miedo y el terror en la corte”

El contenido del polémico Informe Waringo, escribe, solo confirma que María Teresa “dirige la corte como en la era del feudalismo”.

Por S.C.

El periodista luxemburgo Pol Schock publicó un artículo en el diario Lëtzebuerger Land en el que dice que la publicación del Informe Waringo confirma que los grandes duques Enrique y María Teresa “dirigen la corte como en la era del feudalismo”. La investigación, realizada a petición del gobierno por el exfuncionario financiero de la casa granducal Jeannot Waringo, reveló este viernes los procedimientos más oscuros del funcionamiento de palacio, la “problemática” injerencia de la gran duquesa María Teresa, y el “miedo” de los empleados a represalias.

Según Schock, las sucesivas entrevistas con los empleados de los palacios reales del gran duque “han dibujado una imagen coherente, pero francamente aterradora: la corte está dirigida por el Gran Duque y la Gran Duquesa como en la era del feudalismo”. “Las decisiones se toman arbitrariamente, se ignora la legislación laboral, los empleados son amenazados, humillados o despedidos”, escribió. “Para garantizar que nada de esto llegue al público, el tribunal ha construido una cultura de silencio, un sistema de Omertà (ley del silencio)”, reveló el periodista, para quien la gran duquesa María Teresa juega un “papel decisivo”: “Ella marca el ritmo, toma todas las decisiones y difunde el miedo y el terror al personal”.

La situación en palacio parece ser crítica: treinta empleados, un tercio del personal, renunciaron a la Corte desde 2015 y que se esperan más salidas. Además, la prensa reveló en 2019 los casos de una empleada de palacio llevó a la corte a la justicia después de ser despedida “injustamente” y de un empleado -que anteriormente había recibido una importante condecoración del palacio- y fue despedido “por mala conducta”. Finalmente el hombre se suicidó por no poder soportar la afrenta de un despido injusto y sin previo aviso. “El informe de Jeannot Waringo confirma la investigación del Lëtzebuerger Land en un lenguaje asombrosamente claro”, indica Schock: “existe una cultura de miedo en la corte que se deriva de estructuras no transparentes y del papel de la Gran Duquesa”.

A principios del año pasado, el primer consejero del gobierno en el Ministerio de Estado, Jacques Thill, se había reunido con los ex mariscales de la corte Pierre Mores y Pierre Bley en nombre del primer ministro para averiguar cómo proceder ante la situación. El problema, según el periodista, es que “el sistema que los grandes duques habían construido se salió de control: flujos de efectivo excesivos, áreas de responsabilidad inexplicables, jerarquías poco claras, decisiones poco transparentes, desprecio por los derechos laborales y personales y, por último, la historia de una persona fallecida cuyo suicidio”.

La corte gran ducal “compra el silencio con dinero público”, acusa Schock. “Todos los empleados se comprometen a la más estricta discreción, tienen que hacer un voto de silencio al comenzar a trabajar. Y quien abandona la granja recibe un alto pago de indemnización contractualmente vinculado a una obligación de confidencialidad. Es un sistema de Omertà, en el que nada debe filtrarse. Lo que sucede en palacio, queda en palacio”.

“La Gran Duquesa María Teresa sostiene las riendas firmemente en la mano, marca el ritmo y toma todas las decisiones”, acusa Schock. “Su personal debe adivinar su voluntad, soportar sus caprichos y hacer frente a los recortes en todo momento”. Según el periodista, María Teresa considera a los empleados “siervos” a los que puede disponer a voluntad. “En este contexto, debe entenderse que muchos empleados están huyendo porque han sido víctimas de violencia psicológica y física”, explica. “Sin embargo, nadie hace frente a María Teresa, ni el personal, ni el mariscal de la corte, ni el gran duque. En otras palabras, la Gran Duquesa hace lo que quiere”.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.