Luxemburgo

Guillermo y Estefanía de Luxemburgo en la espera de su primer hijo: “Dimos un grito de alegría”

Los herederos del trono de Luxemburgo se refirieron a la “euforia” y”emoción” que sintieron cuando supieron que iban a ser padres por primera vez.

Por S.C.

En una entrevista dada en el castillo de Fischbach a la revista francesa Point de Vue, Guillermo y Estefanía de Luxemburgo aseguraron que estuvieron “esperando este momento durante mucho tiempo” y no ocultaron su alegría al dar la bienvenida al primer hijo. “Dimos un grito de alegría”, dijo el gran duque hereditario describiendo su reacción al anuncio del embarazo de su esposa. El niño nacerá entre abril y mayo de 2020 y será el próximo soberano gran ducal tras su padre y su abuelo, el gran duque Enrique.

Guillermo, de 38 años, contrajo matrimonio en octubre de 2012 con la condesa Estefanía de Lannoy, proveniente de la alta nobleza belga, y pasaron siete años, entre especulaciones, hasta anunciar el pasado 6 de diciembre que están esperando a su primer hijo. Según contó Estefanía, el embarazo va “maravillosamente bien, el bebé se mueve constantemente”, y agregó que todavía no eligieron un nombre para su hijo. “Un bebé es una alegría universal, es una luz que une a las personas”, reflexionó la princesa.

“Esperar a un niño siempre es una alegría, y más aún, porque es una alegría que sigue a un período de espera”, dijo Guillermo. “Es hermoso porque cada vez más personas comienzan a contarnos sobre su propia experiencia y estamos descubriendo muchas parejas que también han tenido que esperar mucho tiempo. Se crea una especie de complicidad. El día del anuncio fue uno de los momentos más conmovedores que experimenté aquí en Luxemburgo. De repente sentimos una profunda alegría en toda la población. Incluso aquellos que se unieron menos a la monarquía se alegraron por nosotros”.

Los soberanos, el gran duque Enrique y su esposa María Teresa (que ya son abuelos de otros cuatro niños) tuvieron que esperar un poco antes de enterarse de las buenas noticias. “Esperamos tres meses, era nuestro secreto”, dijo el príncipe heredero. Cuando el período de náuseas terminó para la joven de 35 años, la pareja comenzó a hablar sobre eso a “su familia cercana, y luego lo suficientemente rápido a todos los tíos y tías, primos”. “Guardar esta felicidad para nosotros durante tres meses, este tiempo suspendido, fue genial, algo más que compartimos juntos”, dijo Estefanía en la entrevista.

Los grandes duques fueron “tomados por sorpresa”, dijo Guillermo sobre la reacción de sus padres. “No creo que lo estuvieran esperando. Al menos, no en ese momento. La palabra euforia no es demasiado fuerte. Mi madre tenía lágrimas en los ojos. Fue una alegría para nosotros, y también fue un alivio, dos sentimientos encontrados. Mi padre y mi madre me dijeron: ‘Ahora, debes cuidar a Estefanía, y debes protegerla bien’. Fue muy conmovedor”, dijo el heredero.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]