Gran Bretaña

Nota inédita revela que el gobierno “pinchó” el teléfono de Eduardo VIII antes de su abdicación

Preocupados por su relación con Wallis Simpson en 1936, los funcionarios querían saber todos sus pasos, reveló el historiador Richard Hardman.

Por S.C.

Un documento oficial del gobierno británico, nunca antes visto, revela que se autorizó al MI5 –servicio de inteligencia del Reino Unido encargado de la seguridad interna– a “pinchar” el teléfono del rey Eduardo VIII a medida que progresaba su relación con la socialité estadounidense Wallis Simpson en 1936, un romance que conduciría a monarca a abdicar a finales de ese año después de 10 meses de reinado. Así lo reveló en un programa televisivo de la cadena ITV, el historiador y biógrafo real Robert Hardman, quien investiga los Archivos Nacionales en Kew, que contienen muchos documentos que se han mantenido en secreto durante 80 años.

Robert descubrió una nota escrita a mano por un alto funcionario del Ministerio del Interior al jefe de la oficina de correos, que le da permiso al servicio secreto británico para escuchar las conversaciones del rey. La decisión se produjo después de la preocupación de que la relación de Eduardo VIII con Wallis (divorciada de un magnate estadounidense) lo exponía a círculos que incluían diplomáticos alemanes y miembros del Movimiento Fascista Británico. La mujer era considerada una opción “no confiable” para casarse con el rey.

“Todos, desde el primer ministro hasta abajo, estaban extremadamente preocupados por el estado mental del rey y por el camino que tomaría”, afirmó Robert Hardman. “La nota dice efectivamente ‘sí, él es el jefe de nuestro estado y tenemos un juramento de lealtad pero, no obstante, vamos a espiarlo porque creemos que es de interés nacional’”. “La señora Simpson tenía todo tipo de contactos y amistades dudosos, especialmente con diplomáticos alemanes. Se sabía que el rey se reunía con los principales miembros del Movimiento Fascista Británico y querían saberlo todo”, agrega el historiador.

Hablando sobre la primera vez que se discutió la posibilidad de abdicación, Hardman agregó: “De hecho, más tarde se descubrió que fue un agente del MI5 escondido en un arbusto en Green Park quien escuchó la primera conversación en la que el rey Eduardo le dijo a su hermano, el duque de York, que iba a abdicar”. Las primeras noticias sobre los propósitos matrimoniales y la abdicación del rey salieron a la luz pública el 3 de diciembre de 1936 y, el 12 de diciembre, el hermano de Eduardo fue proclamado rey Jorge VI. Eduardo renunció a su título de rey y tomó el de Duque de Windsor para casarse con Wallis en 1937.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]