Familia Real Britanica

Los duques de Sussex, Harry y Meghan, abandonarán sus deberes oficiales en la casa real británica

Por S.C.

El príncipe Enrique y Meghan, duquesa de Sussex, renunciaron a sus funciones oficiales como miembros “senior” de familia real británica y anunciaron que planean pasar más tiempo en Norteamérica. “Tenemos la intención de retirarnos como miembros de primer rango de la familia real y trabajar para adquirir independencia financiera, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina”, dice el histórico comunicado del Palacio de Buckingham.

Texto del comunicado oficial:

“Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución. Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros senior de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina. Es con su apoyo, particularmente en los últimos años, que nos sentimos preparados para hacer este cambio. Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, continuando honrando nuestro deber hacia la Reina, la Commonwealth y nuestros patrocinios. Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa. Esperamos compartir los detalles completos de este emocionante próximo paso a su debido tiempo, mientras continuamos colaborando con Su Majestad la Reina, el Príncipe de Gales, el Duque de Cambridge y todas las partes relevantes. Hasta entonces, acepten nuestro más sincero agradecimiento por su continuo apoyo”.

El príncipe y su esposa se sienten “marginados” de la familia real británica y por eso estaban pensando en mudarse a Estados Unidos o Canadá y pasar allí buena parte de 2020, había informado más temprano este 8 de enero el diario The Sun, según el cual los duques de Sussex incluso estaban evaluando renunciar a sus roles oficiales en la Royal Family británica y al título -del cual ambos gozan por derecho- de Su Alteza Real.

El rumor, alimentado por presuntos “amigos” de la pareja citados por el periódico (particularmente punzante en los últimos meses con Harry y, especialmente, con la exactriz afroamericana), efectivamente fue confirmado la casa real en el comunicado emitido posteriormente. ‘Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, continuando honrando nuestro deber hacia La Reina, la Commonwealth y nuestros patrocinios”, agregaron los duques en el comunicado.

‘Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa”, dijeron los duques.  “Esperamos compartir todos los detalles de este emocionante próximo paso a su debido tiempo, mientras continuamos colaborando con Su Majestad la Reina, el Príncipe de Gales, el Duque de Cambridge y todas las partes relevantes. Hasta entonces, les damos nuestro más sincero agradecimiento por su continuo apoyo”. 

Según The Sun, los duques, que en estos días regresaron de Estados Unidos donde pasaron las vacaciones de Navidad con la madre de Meghan, tenían la intención de conversar sobre su futuro con la reina Isabel y con el heredero al trono, el príncipe Carlos, padre de Harry. La idea de trasladarse a Canadá, aunque sea durante una parte del año, habría nacido tras el cordial recibimiento a la pareja y al pequeño Archie en el país norteamericano. Un país que, por otra parte, todavía está vinculado a la corona británica y en el que Meghan vivió en sus tiempos de actriz durante el rodaje de la serie televisiva “Suits“, en Toronto.

Independencia financiera

La pareja tiene una riqueza personal significativa de la que podrían vivir, pero es poco probable que la reina o el príncipe Carlos mantengan a Harry y a su esposa si eligen mudarse al extranjero a tiempo completo. La monarca paga a Harry y su hermano, el príncipe Guillermo, conjuntamente un total de 6,5 millones de dólares provenientes del Fondo del Soberano anual de 107 millones, que es financiada por el contribuyente, y repartida los miembros “senior” de la familia real. Los 5 millones que reciben los hijos del príncipe Carlos no se dividen en partes iguales, y se cree que el príncipe Guillermo obtiene la mayor parte. Según The Daily Mail, el príncipe Harry recibiría 2,6 millones. Además, el diario explicó que los dos hermanos reciben 4 millones al año para “gastos no oficiales” y es “probable que se dividan en proporciones similares”.

Otra fuente de ingresos para el príncipe Harry, de 35 años, es su asignación anual de las ganancias generadas por el patrimonio del Ducado de Cornwall de 1.600 millones de dólares que corresponden al príncipe Carlos como heredero del trono británico. En 2019, el príncipe pagó 6,5 millones de dólares a sus hijos provenientes de ese fondo. Además, los duques de Sussex también reciben dinero por costos de personal, que actualmente se estiman en alrededor de 1 millón. Con ello, abonan los sueldos de una secretaria privada, una niñera para su hijo Archie, nacido el 6 de mayo de 2019, un ama de llaves para su residencia de Frogmore Cottage, dos asistentes personales y dos ayudantes que probablemente ganen entre 25.000 y 40.000 dólares cada uno.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]