200 años de la muerte de Jorge III

Una exhibición explorará la vida y "locura" del rey Jorge III de Inglaterra a 200 años de su muerte

Entre los objetos que expondrá el Palacio Kew habrá notas médicas e instrucciones para el cuidado del rey escritas por su hija.

Por S.C.

Jorge III de Gran Bretaña es un monarca más conocido por haber perdido tanto las colonias americanas y su inestabilidad mental. Pero una nueva exhibición espera alterar la percepción pública de la “locura” del monarca, alejándose de lo que se considera un término obsoleto para comprender mejor sus problemas de vida y salud mental. El próximo 3 de abril de 2020, la fundación Historic Royal Palaces (HRP) utilizarán el 200 aniversario de la muerte del rey Jorge para abrir una conversación más amplia sobre la salud mental masculina.

La exposición George III: The Mind Behind The Myth no lo definirá por su “locura”, un término popularizado por la larga obra de Alan Bennett, La locura de Jorge III y más tarde adaptada para la película ganadora del Oscar La locura del rey Jorge, protagonizada por Nigel Hawthorne. En cambio, la exposición buscará redefinir lo que se sabe sobre el monarca, que reinó durante 60 años desde 1760 hasta su muerte en 1820.

Rachel Mackay, gerente del Palacio Kew, dijo al diario británico The Telegraph: “Queremos alejarnos de la imagen de JorgeIII como el Rey ‘loco’, explorando su vida, intereses y personalidad, junto con diferentes perspectivas sobre su salud mental”. “Al observar al rey y su salud a través de una lente del siglo XXI, podemos obtener una mejor comprensión de su vida, así como examinar cómo han evolucionado nuestras actitudes hacia la salud mental en los últimos 200 años”.

Palacio Kew
Jorge III, la reina Carlota y sus hijos mayores

Entre los objetos que se exhibirán en Palacio Kew, cerca de Richmond -en el suroeste de Londres-, habrá notas médicas e instrucciones para el cuidado del rey escritas por su hija, la princesa María (duquesa de Gloucester). Una conmovedora carta escrita por la princesa -entonces de 28 años- en junio de 1804, aconseja a los médicos sugerir cosas “de tal manera que el rey imagine que el primer pensamiento fue suyo”, para que pueda expresar sus quejas tanto “reales como imaginarias” y para “mantener todo en orden sin tener una disputa”.

La exposición incluye retratos de los médicos encargados de “curar” al monarca, así como varios registros médicos del archivo del Royal College of Physicians. Una de las tres cartas enviadas por el médico principal del rey, fechada el 4 de diciembre de 1788, dice: “Su Majestad ha dormido muy poco, porque ha tenido el chaleco de fuerza durante toda la noche. Su Majestad está menos inquieto esta mañana; pero incoherente”. También se exhibirán ropas y otras pertenencias del monarca.

“Las organizaciones benéficas de salud mental de varios hombres proporcionarán una perspectiva diferente a los artículos en exhibición con una segunda etiqueta relacionada con el observador moderno. También se pidió a los integrantes del público que contribuyan con artículos relacionados con su propia salud mental”, dijo The Telegraph.

Diagnosticado con “locura” en 1788, se afirmó más tarde que sufría de porfiria, una deficiencia de hierro que puede causar ataques epilépticos. Sin embargo, los expertos descartan actualmente la teoría, confiando en que sufrió episodios extremadamente maníacos en varios momentos de su vida, posiblemente provocados por un trauma como la muerte de tres de sus hijos de cuatro, uno y siete años, respectivamente.

Bañera de plata de Jorge III
La flauta transversal que el rey Jorge solía usar para calmarse a sí mismo.

Un portavoz de HRP dijo: “Kew fue donde el rey Jorge se retiró en momentos de mala salud física y mental. El aniversario de su muerte nos da la oportunidad de hablar sobre él de una manera nueva, para explorar cómo las actitudes hacia la salud mental han cambiado durante ese tiempo”. “La idea en ese momento era que si el rey estaba enfermo, entonces la nación estaba enferma, por lo que había una verdadera politización de su salud. Esto explorará el lado humano de su colapso”, agregó.

“Jorge III recibió la mejor educación, estaba fascinado con la arquitectura y muy interesado en la música y el arte”, dijo HRP. “Fue durante su reinado que el Palacio de Buckingham se convirtió en el Palacio de Buckingham, cuando lo adquirió como residencia familiar privada para su esposa, la reina Carlota y sus hijos, y fue una de las colecciones fundadoras de la Biblioteca Británica”.

El príncipe Carlos reveló que su antepasado Jorge III es el monarca británico que más respeta, describiéndolo como “un buen hombre que fue mal comprendido”. En 2004, dijo: “Jorge III condujo a Gran Bretaña a través de 60 años de gran agitación social, revolución industrial y terribles dificultades infligidas por la guerra con Napoleón. Sin embargo, la historia lo recuerda sobre todo como el ‘rey loco’ o el ‘rey que perdió Estados Unidos’. Esto es una infamia”.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]