Grecia

Los archivos estatales de Grecia publican diarios de la reina Federica que permanecieron ocultos durante 40 años

Decenas de fotos nunca antes vistas acompañan la edición de los diarios que la monarca redactó desde 1938 hasta la caída de la monarquía en 1967.

Por S.C.

Con más de 200 fotografías, la mayoría de ellas nunca vistas por el público, se publicaron en Grecia los diarios de la reina Federica de Grecia, madre del último monarca helénico y de la reina Sofía de España. Los registros, atesorados en los Archivos Generales del Estado griego durante más de 40 años, salieron a la luz gracias a la investigación del historiador Kostas Stamatopoulos, y constan de 35 volúmenes escritos a mano por la reina, quien falleció hace casi 39 años en España.

Nacida en 1917, Federica fue testigo excepcional del auge y caída de la monarquía griega. Única hija mujer de los duques de Brunswick -jefes de la casa real de Hannover-, Federica fue nieta del último káiser de Alemania, Guillermo II. A los 18 años se casó con el príncipe heredero de Grecia, Pablo, quien se convirtió en rey de los Helenos en 1947. Entre su matrimonio y el ascenso al trono, Federica dio a luz a sus tres hijos y soportó con ellos los duros momentos de la invasión nazi de Grecia y el exilio en Egipto y Sudáfrica.

Los diarios de Federica están escritos en su mayor parte por las secretarias de la reina entre los años 1938 y 1967 y resaltan los eventos de cada día, de forma espontánea, incluidas descripciones detallas de lugares y personas, y otros acontecimientos en la vida de la reina. En muchas entradas resulta obvio que el diario fue redactado a bordo de barcos o trenes en movimiento. Junto a estos registros, los Archivos Generales -que definieron la publicación como “de gran importancia histórica”- adjuntaron cartas personales, bosquejos de discursos y otros documentos.

En 1964, al morir el rey Pablo, ciertos sectores de la sociedad y la prensa griega adjudicaron muchos problemas políticos y económicos del país a la influencia atronadora de Federica, una gran lobbista. El matrimonio de su hijo, Constantino II, con la princesa Ana María de Dinamarca, no disminuyó la influencia de la reina madre, a quien la prensa de Atenas comenzó a dedicar fulminantes editoriales plagados de acusaciones. Uno de los diarios más leídos tituló que la reina era “la culpable de todos los males de Grecia” por su actitud soberbia, la manipulación que presuntamente ejercía sobre su hijo y el gobierno y la forma en que derrochaba el dinero público.

El rey Constantino fue depuesto en 1967 por el Golpe de los Coroneles en 1967, fecha en la que Federica abandonó Grecia para siempre. A partir de entonces, residió en Roma y viajó por el mundo, con visitas especiales a España, donde vive su hija Sofía y sus nietos, el actual rey Felipe VI y las infantas Elena y Cristina. También viajó a la India para estudiar la filosofía del sabio hindú Shankaracharya, y permaneció allí hasta enero de 1976, fecha en la que se estableció en España. Murió en Madrid en 1981, como consecuencia de un infarto de miocardio, durante una operación quirúrgica.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]