Gran Bretaña

Los desgarradores escritos de la reina Victoria sobre la muerte de su consorte, al descubierto por primera vez

Con motivo del bicentenario del príncipe Alberto, documentos familiares relacionados con su vida fueron publicados en Internet.

Los diarios personales de la reina Victoria de Inglaterra sobre los últimos momentos de vida y la muerte de su esposo, el príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, se pueden ver por primera vez en Internet junto a unos 23.500 artículos digitalizados -entre archivos, cartas, fotos y documentos- sobre el príncipe para conmemorar el bicentenario de su nacimiento, este 26 de agosto. Hasta ahora estos diarios y la mayoría de los documentos publicados sólo podían ser vistos por historiadores o investigadores que contaran con el permiso explícito de la reina Isabel II, tataranieta de Victoria.

Las páginas escaneadas del diario de Victoria describen vívidamente sus intentos de mantener sus emociones bajo control mientras su esposo yacía en su lecho de muerte en el Castillo de Windsor el 14 de diciembre de 1861, y recuerda que él había respondido a su oferta de “ein kuss” [un beso] pero que estaba claro que estaba cerca del final. “Dio dos o tres respiraciones largas pero perfectamente suaves, su mano apretaba la mía, y (¡oh! me estremezco al escribirlo) todo, todo había terminado: el Espíritu Celestial huyó del Mundo para el que no era apto y era libre de las penas y las pruebas de este mundo”, escribió. “Me puse de pie, besé su querida frente celestial y grité con un grito amargo y agonizante: ‘¡Oh! ¡Mi querido, amado!’ ¡y luego caí de rodillas en silencio, desesperada, incapaz de pronunciar una palabra o derramar una lágrima!

La joven Victoria, de 42 años, se convirtió tras la muerte de Alberto en una viuda inconsolable y malhumorada que culpaba constantemente a su hijo mayor, Eduardo. Estaba convencida de que los disgustos que el joven heredero le había dado a su padre en las últimas semanas habían agravado su delicada salud. Desde el primer momento las hijas de la reina temieron por la reacción de su madre y no la dejaron nunca sola: la princesa Alicia dormía a su lado y una enfermera le administra medicamentos para que pudiera conciliar el sueño. Pero ni la presencia de su pequeña Beatriz, de cuatro años, ni el cariño de los suyos podrán aliviar la tristeza de la reina: “No hallo ninguna compensación en la compañía de mis hijos. Pocas veces me encuentro a gusto con ellos. Me pregunto por qué ha tenido que dejarme Alberto y ellos continúan a mi lado…”

Los documentos familiares del Príncipe Alberto son una selección de material de archivo relacionado con sus relaciones con varios miembros de la familia. El material de la colección publicado en Internet incluye correspondencia temprana entre Alberto (1819-61) y la reina Victoria (1819-1901), desde su primer encuentro en 1836, hasta su muerte en 1861. También se presentan notas y correspondencia sobre el nacimiento de sus hijos. , junto con la correspondencia de Alberto con su hija mayor, la princesa real Vicky (1840-1901) y su hijo mayor, el Príncipe de Gales (1841-1910). Además de la correspondencia con su familia inmediata, esta colección también contiene su correspondencia con su tío Leopoldo I de Bélgica (1790-1865), a quien la unía una gran amistad, y con otros miembros de su extensa familia.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]