Newsroom

Alemania exhibe la tumba de la princesa del siglo XVIII que inspiró Blancanieves

Un museo de Bamberg muestra la lápida de Sophia Maria von Erthal, que se considera la fuente real del cuento de los hermanos Grimm.

Los visitantes que vayan al Bamberger Diözesanmuseum de Bamberg, en Baviera (Alemania), pueden ver desde ahora la lápida del personaje real en la que se inspiraron los hermanos Grimm para escribir el famoso cuento de “Blancanieves”. La archidiócesis de Bamberg aseguró que la losa pertenece a la tumba de la princesa Sophia Maria von Erthal (1725-1796) de la ciudad de Lohr am Main, quien inspiró a los autores para su personaje “Schneewittchen” (Blancanieves, en alemán). Se había perdido hace mucho tiempo pero fue encontrada en una propiedad privada.

Al igual que la figura del cuento de los famosos escritores alemanes, la princesa von Erthal creció en un castillo rodeado de un “bosque salvaje”, el Spessart, y siete colinas a lo largo de la cadena montañosa de “Wieser Straße”. Su padre no solo era supervisor de una manufactura de espejos, sino que su segunda esposa, al igual que la malvada madrastra de Blancanives, también era considerada una mujer dominante y despótica. La mujer poseía minas de carbón en la que empleaba a niños y adolescentes, que habrían inspirado a los enanos del cuento.

Sophia Maria von Erthal nació en 1725 y era la hermana de los famosos hermanos Erthal, el príncipe-obispo Franz Ludwig y el elector y arzobispo Friedrich Karl Joseph, poderosos terratenientes del lugar. Su lugar de nacimiento, Lohr am Main (a 490 kilómetros de Berlín) es conocida actualmente como la “Ciudad de Blancanieves” –Schneewittchenstadt en alemán-. La princesa vivió en Bamberg, donde en 1796 murió ciega en el monasterio de las Englischen Fräulein de Holzmarkt y fue enterrada en el cementerio de la antigua iglesia de San Martín.

El padre de Sophia tenía una fábrica de espejos, y aún hoy se puede ver en el Museo Spessart un espejo con la inscripción “Amour Propre”, que significa “amor propio” y es una indicación del “espejo en la pared” y la pregunta de quién es la más bella de todo el reino. Teniendo en cuenta el hecho de que 60 años después los hermanos Grimm vivieron en Hanau, a solo 50 kilómetros de distancia, por lo que es muy posible que se hayan inspirado en la historia de la princesa.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]

Anuncios