Gran Bretaña

Los condes Eduardo y Sophie de Wessex cumplen 20 años de matrimonio (Fotos)

El hijo menor de la reina Isabel II y la exrelacionista pública constituyen una de las parejas más estables de la familia real británica. Se casaron en Windsor el 19 de junio de 1999.

D.S.

El príncipe Eduardo de Inglaterra y su esposa Sophie, condesa de Wessex, celebran su 20 aniversario de boda este miércoles 19 de junio. El príncipe es el menor de los cuatro hijos de la reina Isabel II y el duque de Edimburgo, y el único que no se divorció. Los condes, que se casaron el 19 de junio de 1999, constituyen uno de los matrimonios más estables de la familia real británica: todos los hermanos de Eduardo (Carlos, Ana y Andrés) se han divorciado, causando polémicas mediáticas en los años 90 que erosionaron la popularidad de la monarquía. Dentro de la generación de bisnietos del rey Jorge V, a la que pertenece el príncipe Eduardo, hubo en total 11 divorcios. A diferencia de las anteriores bodas reales, no hubo grandes pompas sobre todo porque, dos años después de la muerte de la princesa Diana, la monarquía británica todavía gozaba de bajos índices de popularidad. A petición de la reina, y con motivo de no recoger más críticas públicas, la boda de su hijo fue sencilla y pagada por fondos privados de la familia real.

Ahora los condes de Wessex (que en Escocia utilizan el título de condes de Forfar) tienen dos hijos: Lady Louise Windsor, de 15 años, y el vizconde Severn, de 11 años. Su hija, Louise, nació varias semanas antes de tiempo cuando la condesa fue trasladada de urgencia al hospital para una cesárea de emergencia. Dos años antes, la condesa sufrió un embarazo ectópico potencialmente mortal y perdió al bebé. Sophie Rhys-Jones, quien proviene de una clase media, una vez tuvo un trabajo en Capital Radio y continuó trabajando en relaciones públicas cuando se casó, aunque todo terminó cuando fue espiada por un falso jeque árabe y la prensa la acusó de utilizar su estatus dentro de la realeza promover su negocio. La controversia “Sophiegate” fue enormemente dañina, lo que resultó en informes de comentarios indiscretos sobre una serie de figuras públicas, incluidos el primer ministro Tony Blair, y William Hague, líder del partido conservador. El suceso condujo a una larga investigación sobre cómo deberían regularse los miembros de la familia real en el ámbito privado.

En el año de Jubileo de Oro de la Reina de 2002, los condes de Wessex finalmente anunciaron que abandonarían sus negocios para convertirse en miembros de la realeza “a tiempo completo”. El príncipe, actualmente de 55 años, está muy involucrado con el esquema de los Premios Duque de Edimburgo, fundado por su padre, el príncipe Felipe. Sus intereses también incluyen el deporte y las artes y sus muchos patrocinios artísticos incluyen la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham, el Ballet del Norte y el Teatro Juvenil Nacional de Gran Bretaña. Su esposa, de 54 años, es patrocinadora de más de 70 organizaciones benéficas y organizaciones, con intereses que incluyen la agricultura, la moda, el apoyo a personas con discapacidades y la prevención de la ceguera evitable en los países en desarrollo. En 2015, Isabel II organizó una recepción para casi 400 personas en el Palacio de Buckingham para celebrar el trabajo caritativo de la pareja. Recientemente regresó de la primera visita real oficial al Líbano, donde conoció a mujeres y niños sirios en un campo de refugiados.