Belgica

El “enorme sufrimiento” de Alberto II de Bélgica por el caso Delphine

El pasado persigue al ex monarca, quien se niega a reconocer a la artista Delphine Boel como su hija. “Su salud está lejos de ser buena”, dice su abogado.

El caso de una presunta hija extramatrimonial empaña lo que debería haber sido una jubilación tranquila para el rey Alberto II, quien abdicó al trono de Bélgica en 2013. El abogado Guy Hiernaux, uno de los consejos legales del exmonarca, dijo esta semana en una reciente entrevista con el periódico estadounidense New York Times que su cliente “sufre enormemente” la causa legal abierta y que se siente “perseguido” por la justicia, los medios de comunicación y la mujer que alega ser su hija, la artista Delphine Boel. El abogado dijo que el rey aceptaría someterse a la prueba de ADN en la medida en que los resultados se mantuvieran en secreto hasta la decisión del Tribunal de Casación. También confió que el rey se siente “socavado” por este asunto: “Él está minado”, dijo. “Sufre enormemente con este procedimiento. Durante cinco años, ha sido perseguido al regresar con esta historia que se remonta a 50 años. Y su salud está lejos de ser buena”.

Delphine Boel reaccionó horas después, a través de uno de sus abogados, diciendo que su intención “nunca ha sido hacerle daño a nadie, especialmente al hombre que ella considera su padre”. “Mi cliente está al tanto de las declaraciones públicas sobre el sufrimiento de Albert II como resultado del proceso legal entre ellos, y por supuesto, su deseo nunca fue lastimar a nadie, y ciertamente no hacia quien ella considera su padre“, dijo Marca Uyttendaele, una de las consejeras legales de la mujer que afirma ser hija del rey belga. “La modestia no la llevará a expresar públicamente y por el momento, los efectos que esta situación tiene en su familia. Delphine lamenta más que nadie que lo que debería haber sido un asunto privado sea la causa, por la fuerza de debates públicos y ella se esfuerza por protegerla de ellos”, dijo Uyttendaele. “A lo sumo, lamenta que las elecciones de procedimiento del rey Alberto II hayan tenido el efecto de alargar significativamente el resultado de esta disputa”, dijo.