Bicentenario de la reina Victoria

Dibujos de la reina Victoria que reflejan su vida familiar, vistos por primera vez en 200 años

El Museo Británico de Londres celebra el bicentenario con una exposición que derriba el mito de que la soberana era una madre fría y desalmada.

Los dibujos de sus hijos, hechos por la reina Victoria de Gran Bretaña, que ponen en duda su reputación de “mala madre”, se exhibirán por primera vez en Londres. Los grabados hechos por la soberana y su esposo, el príncipe Alberto, en los primeros años de su matrimonio serán exhibidos por el Museo Británico de Londres para marcar el bicentenario de ambos nacimientos en una exposición llamada “En Casa: Grabados Reales de la Reina Victoria y el Príncipe Alberto”.

Victoria y Alberto completaron los grabados, un tipo de grabado que consistía en dibujar en una placa de metal, en la década de 1840, y los curadores del museo dicen que muestran a la familia real “con una luz completamente diferente”. La exhibición constará de 20 obras de arte de la pareja, que a menudo representan escenas domésticas de su vida en el castillo de Windsor y Claremont House -la casa de campo en Surrey, donde la familia se retiraba del bullicio de la corte-, y presentan a sus hijos y mascotas. El Museo Británico explica que los miembros de la familia real eran “artistas aficionados talentosos y entusiastas” y cuyas obras eran a menudo colaboraciones, con algunos de los grabados de Alberto basados ​​en los primeros dibujos de Victoria.

La reina Victoria y el príncipe consorte comenzaron a dibujar poco después de su matrimonio en 1840 con la ayuda del respetado pintor Sir George Hayter. Curiosamente, el príncipe Alberto basó algunos de sus grabados en los dibujos de Victoria, mostrando que solían dibujar juntos. Otros representan su creciente camada de niños y sus queridos perros y también muestran interés por el teatro y la literatura alemana (Alberto era alemán), y hay ilustraciones de escenas de las novelas del autor alemán Goethe. Sheila O’Connell, curadora de grabados y dibujos en el Museo Británico, explicó: “No creo que sea bien sabido que estaban interesados ​​en el grabado. Ciertamente no es lo primero que uno piensa. Por supuesto, siendo reina, Victoria podría trabajar con los grandes artistas del día, quienes podrían mostrarle sus técnicas. Alberto era mejor artista, pero a veces había estado grabando un dibujo que ella había hecho, o al revés, lo cual es muy bueno porque muestra cuánto trabajaron juntos”.

“Mi favorita es la de ‘Vicky’ meterse en el baño porque muestra que Victoria era una madre cariñosa. Hay cosas que dice en sus diarios que muestran cuán increíblemente cercana estaba con sus hijos: ‘Leí un mensaje y luego subí a ver al bebé’. Obviamente combinaba la vida doméstica en sus deberes”. Victoria y Alberto querían que solo sus amigos y familiares vieran los dibujos sobre su familia, pero el rey Jorge V, nieto de Victoria, los donó al Museo Británico en 1926. “Como padres, tanto Victoria como Alberto han sido muy criticados, pero estas imágenes los muestran bajo una luz completamente diferente”, dijo O’Connell. “Las escenas que Victoria representa en sus dibujos muestran que es una madre muy cariñosa, y está claro que tanto ella como Alberto disfrutaron pasar tiempo con sus hijos. Estamos encantados de poder mostrar estas obras por primera vez desde que el rey Jorge V nos las donó. Es la manera perfecta de celebrar los 200 años desde el nacimiento de estas destacadas figuras de la historia británica, que también fueron artistas entusiastas”.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Twitter, Facebook o Instagram]

Anuncios