Belgica

Alberto II de Bélgica enfrenta una multa diaria en una disputa por paternidad

El ex rey se niega a someterse a una prueba de ADN para comprobar o no que es el padre de Delphine Boël, una artista de 50 años.

El rey Alberto II de Bélgica, quien renunció al trono belga hace seis años, tendrá que pagar una multa de 5.000 euros por cada día que se rehúse a someterse a una prueba de ADN y demostrar si tuvo una hija durante una relación extramatrimonial en la década de los 60. Una corte de apelaciones dictó la orden después de rechazar los intentos de Alberto de demorar el suministro de una muestra de saliva, en el último giro de una larga reclamación de paternidad de una artista de 50 años, Delphine Boël.

La mujer ha estado luchando en los tribunales durante seis años para obtener pruebas de que Albert, de 84 años, es su padre biológico. Su existencia salió a la luz en 1999 como consecuencia de la publicación de una biografía no autorizada de la reina Paola, esposa de Alberto II. Ahora, si es capaz de demostrar la paternidad, podría tomar el nombre de Delphine Van België y, por decreto real, el título de princesa. Ella también tendría derecho a una octava parte de la herencia de Alberto, la mitad de la cual está reservada para sus hijos.

La afirmación de Delphine Boël recibió un impulso el año pasado cuando el tribunal de apelación de Bruselas dictaminó que Jacques Boël no era su padre biológico e instruyó a un experto del hospital Erasmus para que realizara una prueba genética para comparar su ADN con el de Alberto II. Los abogados del exmonarca argumentaron que no debería dar una muestra hasta que se presente una apelación contra esa decisión en un tribunal superior, informó la cadena televisiva belga RTBF.

Lea además:
Delphine Boël no es la única: los reyes de los belgas fueron padres de muchos belgas

Esta semana, un juez dijo que el proceso no debería retrasarse, aunque los resultados de la prueba no se escucharán hasta que el tribunal de casación, el tribunal de última instancia de Bélgica, tome una decisión sobre la legalidad del fallo original. Marc Uyttendaele, uno de los abogados de Boël, dijo que estaban satisfechos con la decisión. “Discutimos aquí con el objetivo de obtener evidencia para la continuación de la prueba”, dijo. “Así que estamos totalmente de acuerdo en que los resultados de ADN no se revelarán antes de que el tribunal de casación haya dictado su fallo”. Las multas diarias golpearían considerablemente en la fortuna de Alberto II, quien vive de una asignación estatal de € 961.000.

Alberto, nacido en 1934, fue el hijo menor del rey Leopoldo III y la princesa Astrid de Suecia, fallecida en un accidente automovilístico un año más tarde. En 1959 contrajo matrimonio con la princesa de la nobleza italiana Paola Ruffo di Calabria, con quien tuvo tres hijos -el actual rey de los belgas, Felipe, la princesa Astrid y el príncipe Laurent- y la falta de descendencia de su hermano mayor, Balduino, lo ubicó en el primer lugar de la sucesión al trono. Las noticias sobre aventuras extramatrimoniales de Alberto y Paola los hicieron muy impopulares y al parecer el rey Balduino tuvo que intervenir para que la pareja no se divorciara.

El día que Alberto II renunció al trono en 2013, la madre de Boël, la baronesa Sybille de Selys Longchamps, habló públicamente por primera vez, en una entrevista televisiva, sobre su presunta relación con el rey cuando era príncipe de Lieja. “Pensé que no podía tener hijos porque había tenido una infección”, dijo sobre la relación, que se dice que se extendió desde 1966 hasta 1984. “No habíamos tomado ninguna precaución”. “Fue un período hermoso. Delphine era una niña amorosa. Alberto no era la figura paterna, pero él era muy dulce con ella”, dijo la aristócrata. La baronesa aseguró además que Alberto II y la reina Paola estuvieron en dos ocasiones al borde del divorcio, en 1969 y 1976, y además difundió fotografías de una joven Delphine junto al entonces monarca. En 1999, después de que se revelara su aventura, Alberto II admitió que él y su esposa habían pasado por una crisis matrimonial en la década de 1970, pero nunca admitió ser padre de un hijo amoroso.

[Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original]

Anuncios