Coronación en Tailandia

Suthida, antigua guardaespaldas real, fue ungida como reina de Tailandia (Fotos)

La nueva monarca consorte fue azafata, guardaespaldas del ahora rey Rama X y finalmente reina. Un ascenso fulgurante para una mujer que sigue siendo un misterio para los tailandeses.

Suthida Vajiralongkorn na Ayudhya era pareja desde hace años de Maha Vajiralongkorn, coronado oficialmente rey este sábado, y desde agosto de 2017 figuraba en el organigrama del palacio como vicecomandante de su unidad de guardaespaldas. El 1 de mayo, esta mujer de 40 años saltó a la palestra internacional al contraer matrimonio con Maha Vajiralongkorn, casado y divorciado tres veces. “Su Majestad y la general Suthida Vajiralongkorn na Ayutthaya están casados oficialmente según la ley y la tradición”, reza el anuncio oficial publicado en la Gaceta Real, el boletín oficial de Tailandia. El sábado, en el Gran Palacio de Bangkok, minutos después de que su marido se pusiera la “Gran Corona de la Victoria”, ella se postró ante él en señal de respeto, ataviada con un vestido tradicional de seda rosa. Le rey vertió unas gotas de agua sobre su frente y le colocó las insignias de su nueva condición de reina. Acto seguido ella se sentó a su lado en la sala del trono.

Su boda, tres días antes de la coronación, puede interpretarse como “un medio de legitimar más al rey. Se supone que un monarca tiene a una reina”, declaró aPaul Chambers, especialista de política tailandesa de la Universidad de Naresuan, en el norte del país. Nada predestinaba a Suthida a una trayectoria tan excepcional. Nació el 3 de junio de 1978, estudió en un colegio católico, se codeó con los jóvenes de familias acomodadas de Bangkok y estudió en la Universidad de la Asunción, donde obtuvo en 2000 un diploma en Artes de la comunicación. Más tarde trabajó como azafata para la compañía Thai Airways. “Es una reina procedente del pueblo”, afirma Sophie Boisseau du Rocher, experta en Tailandia en el Instituto Francés de Relaciones Internacionales, a diferencia de la anterior, Sirikit Kitiyakorn.

La viuda de Bhumibol Adulyadej, de 86 años, es bisnieta del rey Rama V y su marido era nieto de este mismo monarca. Suthida conoció a Maha Vajiralongkorn, entonces príncipe heredero, en 2007, durante un acto caritativo, según un periódico local. Ella era azafata y él, como piloto, estaba al mando de un avión de Thai Airways. Se enroló en el ejército real tailandés en noviembre de 2013 y fue escalando puestos a gran velocidad: en menos de un año formaba parte de la prestigiosa unidad de guardaespaldas del rey. En diciembre de 2016, dos meses después del fallecimiento de Bhumibol Adulyadej y coincidiendo con la subida al trono de su hijo Maha Vajiralongkorn, fue ascendida a general y luego a vicecomandante de los guardaespaldas del soberano.

La pareja pasaba mucho tiempo en Baviera, donde Maha Vajiralongkorn posee varias viviendas. En 2016, el diario alemán Bild publicó unas fotos de ella junto a su futuro esposo vestida con ropa poco protocolaria en la pista del aeropuerto de Múnich. El palacio no ha comunicado ningún elemento biográfico de ella y circulan muy pocos datos en el país, donde el delito de lesa majestad, la difamación o el insulto a la familia real se castiga con entre tres y 15 años de cárcel. Para la mayoría de los tailandeses es una gran desconocida y la han visto en contadas ocasiones en compañía del rey durante ceremonias públicas. A partir de hoy la reina Suthida “desempeñará plenamente su papel si llega a ser madre de un hijo heredero”, afirma Boisseau du Rocher, aunque se muestra siempre muy cariñosa y protectora con el hijo de la exprincesa Srirasmi, Dipangkorn Rasmijoti, de 14 años, quien ocupa por el momento el primer puesto en la línea sucesoria.

Vea además: Rama X se convirtió en un “rey-dios” con Tailandia rendida a sus pies (Fotos)