Abdicación en Japón

De la era Heisei a la era Reiwa, cómo cambió Japón con el emperador Akihito

El emperador Akihito cedió el martes el trono luego de más de 30 años de imperio que vio la transformación de Japón y su declive.

Estos son algunos de los cambios, profundo o anecdóticos, que simbolizan el paso de la era Heisei, “culminación de la paz”, a la era Reiwa, unión de dos ideogramas que pueden significar “agradable” u “orden” y “armonía” o “paz”.

Declive demográfico

Cuando Akihito se convirtió en emperador en 1989, Japón, orgulloso de su milagro económico de posguerra, vivía en la euforia de la burbuja bursátil e inmobiliaria, con una población de 123 millones de personas. Al fin de su era, la población no es mucho más numerosa y la falta de dinamismo demográfico es uno de los problemas sociales y económicos más importantes del archipiélago. En los primeros años de su imperio, la población aumentó para alcanzar un pico de 128 millones hace una década. Pero desde entonces no deja de caer y la tasa de natalidad es cada vez más baja. Japón tiene en la actualidad 126 millones de habitantes.

Destronado por China

Durante el reinado de Akihito, Japón perdió su rango de segunda potencia económica mundial, que hoy ocupa China. El ascenso del gigante asiático estuvo acompañado por el refuerzo de los lazos económicos con Japón, a pesar de las tensas relaciones diplomáticas. China es ahora el primer socio comercial de Japón, delante de Estados Unidos.

Las mujeres poco presentes

Cuando Akihito fue entronizado, menos del 4% de los escaños del parlamento estaban ocupados por mujeres. La tasa es ahora de 14%, pero el gobierno del primer ministro Shinzo Abe tiene una sola ministra a pesar de las promesas de otorgar más lugar a las mujeres en el mercado laboral, una política bautizada “womenomics”.

Paraíso de fumadores

Durante años Japón fue considerado como un paraíso para los fumadores. Las diferentes campañas de salud pública contra el tabaquismo y una política más estricta, acorde a los tiempos actuales, hicieron que la tasa de 61% de hombres fumadores en 1989 y 12% de mujeres, pasara actualmente a 28% de los hombres y 9% de las mujeres. Pero el país no restringió por completo la autorización de fumar en lugares públicos como los restaurantes. Se votó una nueva ley, que entrará en vigor en 2020, pero ésta no obliga a los restaurantes con una sala de menos de 100 m2 a prohibir fumar, por lo que el 55% de los locales estarán exceptuados de cumplir con esta legislación.

Higiene high-tech

Entre los numerosos placeres de la vida diaria en Japón, los aseos se encuentran entre los primeros. Esos lugares se convirtieron en joyas tecnológicas con sistema de limpieza automático y numerosas opciones que desorientan al profano, como ruidos de agua artificiales que sirven para ocultar todo sonido molesto. Según las estadísticas oficiales el 80% de los hogares está equipado con esas joyas tecnológicas. La cifra era de sólo 14% en 1992, cuando se comenzaron a registrar esos datos.

Agence France-Presse

Anuncios