Gran Bretaña

Antigua dama de honor revela que la princesa Margarita de Inglaterra era una auténtica ama de casa

Lady Glenconner dijo que la princesa era una amiga leal a quien no le importaba arremangarse para hacer las tareas domésticas con guantes de goma, encender el fuego para cocinar o incluso lavar el auto de su amiga.

Ella ha sido representada como una fiestera y socialista insaciable, pero la imagen popular de la princesa Margarita de Inglaterra (1930-2002) debe ser revisada en un libro por una de sus amigas más antiguas, Lady Glenconner, quien creció al lado de la princesa y fue su “lady in waiting”. De acuerdo con Glenconner, lejos de ser una diva egoísta y mimada representada en la exitosa serie de Netflix “The Crown”, Margarita era una amiga leal a quien no le importaba arremangarse para hacer las tareas domésticas con guantes de goma, encender el fuego para cocinar o incluso lavar el auto de su amiga.

A principios de este año, el hijo de Margarita, el segundo conde de Snowdon, anunció que estaba escribiendo un libro que esperaba retratara a su madre desde una perspectiva más halagadora. “La princesa Margarita vino a quedarse conmigo a mi casa en Norfolk todos los años y solía llevar siempre un par de guantes”, dijo Glenconner. “Como había sido una guía de exploradoras, podía hacer el fuego mejor que yo, así que hacer este trabajo junto con la limpieza de mi auto, lo que a ella le encantaba hacer, fueron dos momentos destacados de sus vacaciones conmigo”.

MARGARITA, HERMANA DE ISABEL II, MURIÓ EN 2002.

Lady Anne, de 86 años, vive actualmente en Holkham Hall, una de las propiedades más grandes de Inglaterra, cercana a la residencia privada de la reina en Sandringham; siendo niña, Glenconner era una compañera de juegos de las princesas Isabel y Margarita y sirvió como dama de honor a Margarita hasta su muerte. Glenconner espera que esta imagen de Margarita como una persona capaz de divertirse y que le gustaba limpiar se refleje en la tercera temporada de la serie The Crown” a mediados de este año y de la que fue colaboradora.

La actriz Helena Bonham Carter, quien realizará el papel de Margarita, ha pasado horas en el apartamento de Glenconner en Londres, interrogándola sobre cómo la princesa caminaba, hablaba y fumaba. Glenconner aparecerá en la nueva serie, interpretada por Nancy Carroll, a quien también asesoró personalmente para su desempeño en la serie. “Helena y Nancy llegaron al apartamento en Londres por separado, cada una durante tres horas. Fue muy informal”, dijo Glenconner.

“Se lo tomaron muy en serio y tomaron abundantes notas”, relató la aristócrata. “Helena tenía muchas preguntas y estaba especialmente interesada en cómo caminaba Margarita. Le dije que siempre estaba digna, y caminaba de una manera muy mesurada. Nunca la he visto correr o estar nerviosa. También quería saber cómo sostenía su cigarrillo [en un soporte para cigarrillos] y sobre el tono de su voz “, dijo Glenconner al diario inglés The Times.

Lady Anne publicará sus memorias, tituladas “A Lady in Waiting“, en octubre, después del estreno de The Crown. “Nuestra relación era igual que una relación entre dos mujeres comunes, y no se caracteriza por estar compuesta por una princesa y su dama de honor. Margarita siempre fue una gran amiga para mí y una inesperada fuente de sabios consejos”, dijo Glenconner. Espero que nuestra amistad sea capturada en el programa con precisión. Siempre fue muy divertido, hubo muchas risas y realmente espero que demuestre la generosidad de Margarita”.

Glenconner nació como Lady Anne Coke, hija mayor del quinto Conde de Leicester. Siendo dama de honor en el palacio de Buckingham, ayudó a cargar el manto de la reina Isabel II en su coronación en 1953.  Estuvo casada por más de 50 años con Colin Tennant, tercer barón Glenconner, que una vez se consideró un posible pretendiente para Margarita. Fue este noble quien compró la isla caribeña de Mustique por £ 45.000 en 1958 y la transformó en un patio de recreo para los ricos británicos. Le regaló a Margarita una villa en la isla como regalo de bodas cuando se casó con el fotógrafo, Antony Armstrong-Jones en 1960.

Anuncios