Royal Baby

Victoria, Alberto, Alicia o Carlos: ¿cómo se llamará el hijo de los duques de Sussex?

Los británicos apuestan millones de libras antes del nacimiento del primer hijo de Harry de Inglaterra y Meghan Markle. Algunas ideas para el nombre del nuevo bisnieto de la reina Isabel II.

A pocas semanas del nacimiento del primer hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry de Inglaterra, todavía nadie sabe si será un niño o una niña, pero las casas de apuestas británicas empezaron a levantar vaticinios desde el momento en que se anunció el embarazo. Se estima que se apostarán más de 8 millones de libras -unos 10 millones de dólares-por el bebé de Meghan y Harry, que será el 7° en la línea sucesoria al trono británico. Esta suma supera considerablemente la apuesta de 3 millones de libras -casi 4 millones de dólares- por los hijos de los duques de Cambridge, según el diario The Mirror.

“La popularidad de Meghan y Harry está por las nubes y sus buenas noticias llevarán al público a un frenesí de apuestas de proporciones épicas”, comentó Philip Trampe, portavoz de la compañía de apuestas Bookmakers. Según el mismo periódico, el 15% de las apuestas es por el nombre Diana.El nombre más popular para los bebés varones en la familia real es Alberto, mientras que el nombre más común entre las niñas reales es Victoria. En los últimos 200 años, hubo 12 bebés reales llamados Alberto en la familia real británico, mientras que hubo nueve mujeres llamadas Victoria en los últimos dos siglos.

Se espera que el duque y la duquesa de Sussex sigan los pasos de sus familiares dándole a su bebé un nombre tradicional, pero también podrían optar por apartarse de la tradición, considerando que están más alejados del trono que el duque y la duquesa de Cambridge. “Mientras más abajo en la línea de sucesión, más probable es que tenga un nombre más único o poco tradicional”, dijo en Vogue Carolyn Harrys, profesora de historia en la Escuela de Estudios Continuos de la Universidad de Toronto y autora de Raising Royalty: 1,000 Years of Royal Parenting.

A continuación, algunos nombres del árbol genealógico que los duques de Sussex podrían elegir para su primer bebé:

Si fuera una niña…

VICTORIA

victorias
La reina Victoria I con sus tres nietas y su hija, todas llamadas Victoria.

La reina Victoria fue la monarca que reinó más tiempo en la historia británica antes de que fuera superada por su tataranieta, Isabel II, en 2015. En realidad, se llamaba Alexandrina Victoria y su apodo de infancia era Drina, pero gobernaba como Victoria, que se dice que prefería. Su tío, el rey Jorge IV, prohibió a su hermano que bautizara a su hija con los nombres de “Carlota” o “Georgiana” dado que quería reservarlos para alguien que heredara el trono.

Jorge IV nunca supo que su sobrina Alejandrina Victoria sería reina durante más de 63 años. Coronada en 1837, bajo su reinado Gran Bretaña se convirtió en una monarquía constitucional y en uno de los más grandes imperios. Su hija mayor se llamó Victoria y sería reina consorte de Prusia y emperatriz consorte de Alemania. Victoria tuvo varias nietas llamadas Victoria pero que fueron conocidas por sus apodos: “Toria”, la hija de Eduardo VII; “Moretta” de Prusia y “Ducky” de Sajonia-Coburgo. La última princesa británica llamada Victoria fue “Toria”.

ALICIA

alicia
ALICIA FUE LA TERCERA HIJA DE LA REINA VICTORIA.

Alicia (Alice, en inglés) es uno de los nombres favoritos de los corredores de apuestas. La madre del duque de Edimburgo se llamaba Alice: Alicia de Battenberg (1887-1969) se convirtió en princesa de Grecia cuando se casó con el padre de Felipe, Andrés. La relación entre Alicia y Felipe fue muy distante, ya que ella cayó enferma durante la niñez de su hijo menor y fue internada en un sanatorio para enfermos mentales durante muchos años. En años posteriores, la princesa se mudó al Palacio de Buckingham, como huésped de su nuera, la reina Isabel II, y se decía vivía con el hábito de una monja, jugando canasta y fumando Woodbines. Fundó una orden de monjas y llevó un hábito a la coronación de la reina en 1953.

Alicia de Battenberg fue la madre de Felipe de Edimburgo

La abuela de Alicia de Grecia también se llamaba Alicia, y era la segunda hija de la reina Victoria. Viviendo en Alemania después de casarse con el Príncipe Louis de Hesse, Alicia (1843-1878) más tarde se convirtió en la Gran Duquesa de Hesse y en el Rin. Se decía que tenía buen corazón y abrió hospitales, abogó por las causas de las mujeres, fundó gremios de mujeres y patrocinó sindicatos de mujeres.

Alicia de Hesse murió en 1878 cuando tenía 35 años después de ver morir a varios de sus hijos a causa de la difteria. Otra Alicia fue la duquesa de Gloucester, que murió a la edad de 102 años en 2004 y fue tía de la reina Isabel II. Alicia fue el miembro de la realeza británica que vivió más tiempo en la historia hasta ahora.

AMELIA

amelia

Amelia era el nombre de una de las hijas favoritas del rey Jorge III. Nacida en 1783, Amelia era la más joven de los 15 hijos del rey y la reina Carlota. La historia cuenta que se enamoró apasionadamente de Charles Fitzroy, uno de los representantes de su padre, pero su madre le prohibió casarse con él y murió de tuberculosis cuando tenía 27 años. El rey Jorge II también tuvo una hija llamada Amelia. Este fue el nombre femenino más popular entre los nacidos en Inglaterra y Gales durante cinco años a partir de 2011, hasta que Olivia ocupó el primer puesto en 2016.

ALEJANDRA

alejandra

Alexandra es el segundo nombre de la reina Isabel II y también es el nombre de su prima, la princesa Alexandra de Kent. La bisabuela de ambas era la reina Alejandra (1844-1925). Era una hermosa princesa danesa que se casó en 1863 con el príncipe de Gales, el futuro rey Eduardo VII. Una vez fue considerada una de las princesas más bellas de Europa. Es recordada por su amabilidad y su simpatía, además de por su belleza y elegancia, que hicieron de ella uno de los íconos femeninos de la Europa del siglo XIX. Su funeral, en pleno invierno de 1925, llevó a miles de dolientes a las calles de Londres.

MARÍA

mary
La reina María con su nieta, la futura reina Isabel II

María (Mary) es el tercer nombre de la reina Isabel II. La última princesa que llevó ese nombre en la monarquía británica fue la única hija del rey Jorge V. Nacida en 1897, la “Princesa Real” fue muy apreciada por su labor benéfica y como enfermera en las dos guerras mundiales.

Su madre también se llamaba Mary. Mary of Teck (1867-1953), abuela de Isabel II, fue la esposa del rey Jorge V y la madre de otros dos reyes, Eduardo VIII y Jorge VI. Fue testigo de cinco reinados y murió en 1953, meses antes de la coronación de Isabel II, siendo la única reina de la historia de su país que vio a uno de sus nietos ascender al trono. Su madre fue la princesa María Adelaida de Cambridge (1817-1897), una corpulenta y alegre mujer apodada popularmente “Fat Mary” (la Gorda María).

Gran Bretaña ha visto a dos Marías en el trono: María I, hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón, fue conocida como “Bloody Mary” (María la Sangrienta) por su persecución de los protestantes, y María II, de la dinastía Estuardo, que gobernó conjuntamente como monarca con su esposo holandés, Guillermo III de Orange.

¿Y si fuera niño…?

ALBERTO

alberto
La reina Victoria y el príncipe consorte, Alberto.

La reina Victoria solía insistir en que el nombre “Albert” se usara como segundo nombre por sus descendientes, si no es el primero, en honor a su amado consorte, el príncipe Alberto, fallecido en 1861. Alberto de Sajonia-Coburgo tomó un interés activo en las artes, la ciencia, el comercio y la industria, y fue la mente maestra de la Gran Exposición de 1851. Murió cuando tenía 42 años y la reina Victoria vistió de luto el resto de su vida.

El hijo mayor de Victoria y Alberto, Eduardo VII, fue bautizado Albert Edward y conocido como “Bertie” para su familia. Sus otros hijos tenían a Alberto como segundo nombre, una tradición que se mantuvo a lo largo de las generaciones. El príncipe Harry, por ejemplo, tiene a Alberto como uno de sus nombres secundarios. Otro príncipe Alberto, nacido en 1894, sería rey de Inglaterra con el nombre de Jorge VI y padre de la reina Isabel II. En realidad, sería un gran homenaje hacia el tatarabuelo del bebé.

ARTURO

El príncipe Arturo fue el hijo favorito de la reina Victoria.

Arturo (Arthur) es un nombre popular entre los ingleses ya que recuerda al legendario Rey Arturo, líder de los caballeros de la Mesa Redonda, que supuestamente vivió en el siglo quinto o sexto. El príncipe Carlos y el príncipe Guillermo tienen a Arturo entre sus nombres secundarios. El hermano mayor de Enrique VIII fue Arturo, Príncipe de Gales. La reina Victoria también tuvo un hijo llamado Arthur (1842-1938), que se convirtió en el duque de Connaught y Strathearn y era uno de sus hijos favoritos porque le recordaba, física y espiritualmente, a su difunto marido.

CARLOS

carlos 1
Carlos II de Inglaterra.

El príncipe Harry podría bautizar así a su primer hijo como un homenaje a su padre, el príncipe de Gales. Charles es también el nombre del hermano de la princesa Diana, el conde Spencer. Sin embargo, este nombre se considera un nombre real “de mala suerte” por la realeza británica ya que el rey Carlos I fue ejecutado y el reinado de Carlos II fue testigo de la Gran Peste, que provocó la muerte de casi 100.000 personas en Inglaterra, y del Gran Incendio que devastó la ciudad de Londres.

FEDERICO

Federico
El príncipe Federico de Gales, hijo de Jorge II.

Un príncipe Federico (Frederick) de Cambridge tendría un vínculo histórico especial con el primer Duque de Cambridge. El Príncipe Adolfo Federico, hijo de Jorge III, vivió desde 1774 hasta 1850 y recibió el título de Duque de Cambridge en 1801 cuando tenía 27 años. Su hijo se llamó Jorge. Adolfo Federico es un antepasado directo del príncipe Guillermo a través de su tatarabuela, la reina María. Federico también se llamó el hijo del rey Jorge II, fue príncipe de Gales pero su relación con su padre fue desastrosa y murió antes de heredar la corona.- (S.C.)

Siga leyendo: Juego de Tronos en la dinastía Windsor: ¿qué sitio ocupará “Baby Sussex” en la línea sucesoria?