Familia Real Britanica

Nueva boda y nuevo divorcio en la generación joven de la Casa de Windsor

El Palacio de Buckingham reveló que Lady Davina Windsor se divorció de su esposo neozelandés. Mientras, el Castillo de Windsor se prepara para la boda de Lady Gabriella. Ambas son bisnietas del rey Jorge V.

La casa real británica confirmó esta semana, a través de una discreta declaración, un nuevo divorcio entre los bisnietos del rey Jorge V: lady Davina Windsor, sobrina de la reina Isabel II, se separó de su esposo neozelandés después de quince años de matrimonio. El anuncio llegó en medio de los preparativos para una boda “casi real”, la de Lady Gabriella Windsor -también sobrina de la reina- en la misma capilla donde se casaron los príncipes Harry y Eugenia el año pasado.

Lady Davina hija del primo hermano de la reina, el príncipe Richard, duque de Gloucester, y como descendiente de los reyes Jorge V y María ocupa el puesto 30 en línea sucesoria al trono británico. Su casamiento con Gary Lewis fue el primero de una persona de ascendencia maorí con una persona de la familia real. La pareja, que tiene dos hijos, Senna Kowhai, de ocho, y Tane Mahuta, de seis, vivió durante un período en un suburbio de clase trabajadora de Auckland, muy lejos de la casa de la infancia de Lady Davina en el Palacio de Kensington.

LA BODA DE LADY DAVINA WINDSOR FUE EN EL PALACIO DE KENSINGTON EN 2004.

Davina y sus hermanos Alexander, conde de Ulster, y Lady Rose, nacieron son hijos del duque d Gloucester y de su esposa de origen danés Birgitte van Deurs. Pasó sus primeros años en un apartamento del Palacio de Kensington y en una casa de campo en Northamptonshire, y estudiaba en el colegio St. George, Ascot. Mientras estaba de vacaciones en Bali en 2000, la joven conoció a Lewis, un carpintero -ahora de 48 años- que tiene un hijo de 26 años, de una relación anterior. Su padre Larry Lewis fue finalista en Golden Shears en 1982, el principal evento de esquila de ovejas y manejo de lana. Cuatro años después, la pareja se casó en una ceremonia discreta en la capilla privada del palacio de Kensington.

LADY GABRIELLA Y THOMAS KINGSTON

Entre tanto, la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, se prepara para abrir sus puertas a una boda real por tercera vez en un año. La hija del príncipe y la princesa Michael de Kent, Lady Gabriella Windsor, de 37 años, se casará con su novio Thomas Kingston. La novia es bisnieta del rey Jorge V a través de su abuelo, el príncipe Jorge, duque de Kent (1902-1942). Sus padres son el príncipe Michael de Kent, nacido en 1942, y la baronesa Marie Christine von Reibnitz, conocida como la Princesa Michael de Kent. Al casarse con una mujer católica, Michael perdió su derecho al trono británico, pero no así sus hijos -Federico y Gabriella- que fueron criados en la fe anglicana.

LADY GABRIELLA Y THOMAS KINGSTON TRAS ANUNCIAR SU BODA.

Actualmente, Lady Gabriella ocupa el puesto 51 en la línea sucesoria y, aunque lleva una vida privada, es una auténtica Windsor. Según el Palacio, Gabriella Windsor trabaja como “directora senior de Branding Latin America, una plataforma de posicionamiento de marca que se especializa en la región”. Su prometido Thomas “trabaja en inversiones en el mercado fronterizo y es director de Devonport Capital”. Los novios anunciaron su compromiso en octubre de 2018, después de que Thomas le propusiera matrimonio a Gabriella en agosto en la Isla de Sark, una pequeña isla en el Canal de la Mancha, cerca de la costa de Normandía. La boda se anunció para el 18 de mayo y se cree que la reina Isabel II será la invitada más importante.

LOS PRÍNCIPES MICHAEL DE KENT CON SUS HIJOS, LORD FREDERICK Y LADY GABRIELLA EN LOS AÑOS 90.

Aunque la boda de Lady Gabriella no tendrá la importancia y cobertura mediática que las de Harry o Eugenia, será una ceremonia lujosa. Es probable que la novia utilice el día de su boda la tiara de Kent City of London Fringe, que fue entregada a la princesa Marina de Grecia y Dinamarca, la difunta abuela de Gabriella, por la ciudad de Londres cuando se casó con el duque de Kent en 1934. Sin embargo, no es la tiara que llevaba el día de su boda, sino que la princesa Marina usó la Tiara Vladimir que había sido cedida por su madre, la gran duquesa Elena Vladimirovna de Rusia. La princesa Alexandra de Kent, tía de Lady Gabriella, usó la diadema Kent City of London Fringe para el día de su boda en 1963. También existe la posibilidad de que Gabriella pueda usar la tiara de diamantes y perlas heredada por la princesa Michael en 1968 y lucida en su boda con el príncipe diez años más tarde.