Tailandia

Disuelto el partido político tailandés que propuso a la princesa Ubolratana como candidata

Un tribunal lo consideró “un acto hostil para la monarquía” porque llevar a la familia real a la política sería -dijeron- una amenaza letal para la institución que en Tailandia es casi una religión.

La Corte Constitucional de Bangkok ordenó por unanimidad disolver a uno de sus principales partidos, el Thai Raksa Chart, que el mes pasado presentó como candidata a primera ministra a la princesa Ubolratana, la hermana mayor del rey Vajiralongkorn, una postulación que asombró al mundo durante las 72 horas que estuvo vigente: “Que miembros de la familia real ingresen a la política hace perder la neutralidad” del palacio real, argumentaron. La medida fue un duro golpe para la oposición visto que la disolución llega a poco más de dos semanas de las elecciones previstas para el 24 de marzo, las primeras en ocho años y cuyo éxito ahora es impredecible. La princesa, de 67 años reaccionó en su cuenta Instagram considerando “triste y deprimente” la decisión.

El tribunal consideró como “un acto hostil para la monarquía” visto que llevar a la familia real a la política sería -dijeron- una amenaza letal para la institución que en Tailandia es casi una religión. “El nombramiento por parte del partido Thai Raksa Chart de la princesa Ubolratana como candidata al puesto de primer ministro fue hecho con la intención de debilitar al sistema político tailandés“, anunció la corte en un fallo leído en directo en la televisión, tras lo cual ordenó la “disolución” de la formación. El veredicto fue decidido por unanimidad. Al mismo tiempo, con seis jueces a favor y tres en contra, fueron imposibilitados de ejercer la política por 10 años 14 altos dirigentes del partido cercano al ex premier Thaksin Shinawatra, que vive en el autoexilio desde hace 11 años.

Lea además: La “princesa rebelde” Ubolratana de Tailandia: estrella de las redes sociales y activista antidrogas

La disolución judicial, la tercera de un partido pro-Thaksin desde el golpe de 2006, elimina a más de 280 candidatos del Thai Raksa Chart, lo que hace imposible alcanzar una mayoría en el Parlamento para los otros dos partidos del campo pro-Thaksin. Ubolratana, que hace un mes aparecía entusiasmada por postularse por cuenta del magnate demonizado del establishment, comentó hoy sobre su cuenta de Instagram: “hoy seguiría adelante y continuaría trabajando por Tailandia“. Pero su candidatura, que tenía el potencial de alterar la política tailandesa debido a su estatus y popularidad en las redes sociales, de hecho ya estaba muerta después de unas pocas horas, cuando el rey Vajiralongkorn, su hermano menor, lo había definido “altamente inapropiada”.

Todo esto había transformado un movimiento de genio potencial de Thaksin en un objetivo propio y rotundo: el Thai Raksa Chart fue creado específicamente para explotar un sistema electoral que da más peso a los partidos menores, pero ahora en muchas distritos, Thaksin se encuentra sin candidato. El efecto sobre el voto del 24 de marzo está aún por verse. La junta militar de Prayuth Chan-ocha, responsable del golpe de 2014, aparece muy nerviosa frente a la persistente popularidad de Thaksin en el noreste y los sondeos independientes que evidenciaban una caída en los apoyos hacia Prayuth. Está también el emergente nuevo partido Anakhot Mai (“Nuevo futuro”), conducido por el empresario Thanathorn Juangroongruangkit, que tiene apoyo entre los jóvenes y entre los tantos tailandeses cansados de una década de divisiones políticas que causaron centenares de muertos. (SC)

Lea además: Crisis en la corte de Tailandia: la princesa Ubolratana canceló su candidatura tras la oposición del rey

Anuncios