Familia Real Britanica

La casa real británica lanza una dura advertencia contra los trolls de las redes sociales

La Casa de Windsor tomará medidas para asegurarse de que los fanáticos de las redes sociales atenúen sus críticas inapropiadas hacia las duquesas de Cambridge y Sussex.

La familia real británica anunció nuevas pautas para sus cuentas en las redes sociales, a raíz del acoso a Catalina y Meghan -las duquesas de Cambridge y Sussex respectivamente- en virtud de las cuales se bloqueará a los trolls o cuentas falsas que utilicen las redes para insultar, difamar o amenazar. Los palacios reales de Buckingham, Kensington y Clarence House advirtieron que las nuevas medidas pueden implicar una acción policial si se infringe la ley. Según estas nuevas pautas, publicadas en la página web de la Familia Real, los comentarios no deben “ser difamatorios (…), obscenos, ofensivos, amenazantes, acosadores, incendiarios, de odio o promover material sexualmente explícito o violencia“.

Nos reservamos el derecho a ocultar o borrar comentarios hechos en nuestros canales, así como a bloquear a usuarios que no sigan estas pautas“, advirtieron. Del mismo modo, “nos reservamos el derecho de enviar cualquier comentario que consideremos oportuno a las autoridades policiales para que lo investiguen como consideremos necesario o requerido por la ley”, agregó la casa real citada por la agencia Agence France Presse. Las cosas están tan mal que los asistentes de los palacios deben pasar horas cada semana moderando los comentarios en las cuentas oficiales de las redes sociales de los palacios, especialmente Instagram, para eliminar el contenido racista y sexista.

La revista británica Hello! informó el mes pasado que empleados de la casa real pasaban horas cada semana retirando los mensajes abusivos enviados por los partidarios de cada duquesa contra la otra, después de que la prensa informase que estas se habían peleado. La familia real niega que haya desavenencias entre las dos y asegura que la decisión de Enrique y Meghan de dejar de vivir junto a su hermano Guillermo y Catalina se debe al inminente nacimiento de su primer bebé. También la Casa Real pidió oficialmente ayuda a las redes sociales para monitorear y detener los comentarios ofensivos y las amenazas físicas dirigidas a las duquesas.

Tanto las cuentas de Instagram como las de Twitter del palacio están plagadas de mensajes tóxicos que pueden alcanzar miles de respuests en cuestión de horas. “La política del palacio no es eliminar comentarios meramente críticos de la realeza”, escribe The Guardian . “De hecho, una de las cosas que molesta a algunas de estas personas es que el Palacio no elimina los comentarios que critican a los directores, siempre que no crucen la línea hacia el abuso, lo que parece motivar a estos grupos rivales a actuar”. El diario informa que entre los rumores más despectivos están los de Meghan, incluidas las acusaciones de que se aclara la piel para verse más blanca, es “pegajosa” y “basura”, mientras que otras hacen referencia al “gueto”.

“El trato alcanzado por cualquier joven que se case con la firma familiar más ilustre de Gran Bretaña es que su vida después será vivida bajo la mirada pública”, escribió The Sunday Times de Londres en un editorial. “No es parte del trato que ella deba estar sujeta a abusos constantes y totalmente desagradables. Sin embargo, ese es el destino tanto de la duquesa de Cambridge como de la duquesa de Sussex, que son presa de los trolls online sin sentido de bondad, decoro y buenos modales”. El editorial llamado “Viles abusos” informa que muchos de los comentarios en contra de las duquesas son demasiado viciosos para publicar y que muchos han incluido amenazas: “Las mujeres reciben más abusos online que los hombres y esta triste verdad parece aplicarse también a la realeza”. (S.C.)