Newsroom

La familia real de Luxemburgo está de duelo por la muerte de la princesa Alix

Muerta a los 89 años, era hermana menor del gran duque Juan. Será sepultada en Bélgica, donde vive desde su boda con Antoine de Ligne.

La princesa Alix de Luxemburgo murió este lunes en Bélgica a la edad de 89 años. Así lo anunció oficialmente la corte del Gran Ducado, confirmando que el funeral se celebrará en el Castillo de Beloeil, cerca de Mons -Bélgica- mientras una misa en su memoria se llevará a cabo en la iglesia de Saint-Michel en Luxemburgo.

Nacida el 24 de agosto de 1929 en el Castillo de Berg, la princesa Alix fue la última de los seis hijos de la gran duquesa Carlota de Luxemburgo, quien gobernó desde 1919 hasta 1964 , y su esposo, el príncipe Félix de Borbón-Parma, descendiente de los reyes de Francia y España. Además, era la hermana menor del ex gran duque Jean, quien celebró 98 años el pasado 5 de enero, y una de las tías del actual soberano, el gran duque Enrique.

El 17 de agosto de 1950, la princesa Alix se casó a los 21 años con el príncipe Antoine de Ligne, cuatro años mayor que ella y perteneciente a una antigua e ilustre familia de la nobleza de Bélgica. De esta unión nacieron siete hijos, tres hijos y cuatro hijas, una de las cuales es Christine de Ligne, casada con el príncipe brasileño António de Orleáns-Braganza.

Anuncios