Tailandia

Crisis en la corte de Tailandia: la princesa Ubolratana canceló su candidatura tras la oposición del rey

El partido Thai Raksa, uno de los más populares de Tailandia canceló este sábado sus planes de campaña electoral. El monarca dijo que la familia real debe estar por encima de los asuntos políticos.

La candidatura al cargo de primera ministra de Tailandia de la princesa Ubolratana fue frustrada por su propio partido después de que acataran una orden proveniente del mismísimo palacio real: el rey Vajiralongkrn, hermano de la princesa, bloqueó su candidatura política.

En un cambio dramático, después de que ella sorprendió a la nación al anunciar que se postularía para primer ministro, el partido Thai Raksa Chart emitió una breve declaración que puso fin a la carrera de Ubolratana: “Cumplimos con el mandato real“, dijo en un mensaje a la prensa, donde agrebaba que el TRC estaba listo para cumplir con su deber con respecto a la “tradición y costumbres reales” bajo la monarquía constitucional de Tailandia.

El anuncio se produjo después de que la princesa usara su cuenta de Instagram el sábado para agradecer a sus simpatizantes y diciéndoles que quiere que Tailandia esté “avanzando”. No mencionó directamente a su hermano ni a sus esperanzas políticas, pero agradeció a los partidarios por su “amor y amabilidad el uno con el otro en el último día” y expresó su gratitud por su apoyo.

Para demostrar mis derechos y libertades sin más privilegios que los de cualquier otro ciudadano, he renunciado a mis títulos y vivo como una plebeya“, justificó la princesa en su mensaje, poco después de ser depuesta formalmente como candidata.

“Me gustaría decir una vez más que quiero ver a Tailandia avanzando, siendo admirable y aceptable por los países internacionales, quiero ver a todos los tailandeses tener derechos, una oportunidad, una buena vida, felicidad para todos”, dijo, concluyendo con un “los amo”.

La princesa Ubolratana Rajakanya Sirivadhana Barnavadi, de 67 años, dio un inesperado salto a la primera línea política aceptando este viernes la candidatura del partido leal a los Shinawatra, en una monarquía constitucional en la que el rey siempre ha optado por mantener un papel discreto.

Las elecciones, las primeras desde del golpe militar que derrocó a Thaksin en 2014, fueron convocadas por Vajiralonkorn para el próximo 24 de marzo y el principal oponente de la princesa habría sido el primer ministro en funciones, Prayuth Chan-ocha, quien fue el jefe del ejército cuando lideró el golpe de 2014 y ahora encabeza la junta gobernante conservadora y promonárquica. También anunció su candidatura el viernes.

Pero la incursión en la política de la princesa, rompiendo con la tradición real, tuvo una corta vida después de la oposición pública de su hermano menor, el mismísimo rey, ante cuya presencia sus súbditos se arrastran y cuyos deseos son órdenes.

Vajiralongkorn, de 66 años, emitió un mensaje a última hora de la noche del viernes, diciendo que la candidatura de su hermana era “inapropiada” y estaba en contra del espíritu de la Constitución según la cual la realeza no se debe involucrar en la política.

La implicación de un alto miembro de la familia real en política, en la forma que sea, es un acto que contraviene las tradiciones, los usos y la cultura del país y, por tanto, es muy inapropiada“, lamentó el monarca en un comunicado difundido por el Palacio Real.

Algunos observadores internacionales creen, sin embargo, que la oposición del rey a la candidatura de su hermana es un claro gesto de que la realeza sí se entromete en asuntos políticos, al desestimar a la candidata de un partido.

Se supone que la monarquía de Tailandia es una fuerza unificadora que une al país. Pero después de los acontecimientos extraordinarios del viernes, Tailandia está ahora más polarizada que nunca. Apenas meses antes de su coronación, Vajiralongkorn ha hecho más daño al país y a la monarquía”, opina el autor especialista en asuntos asiáticos Andrew McGregor Marshall.

Ahora, si bien la comisión electoral tiene la última palabra sobre la aprobación de los candidatos, parece poco probable que los políticos ignoren la poderosa influencia del rey al tomar su decisión. Vajiralongkorn, que será coronado el próximo 4 de mayo dos años y medio después de su ascenso al trono, será el 10º rey de la dinastía Chakri

La dinastía, surgida del reino de Ayuthaya a finales del siglo XVIII, reinó bajo un régimen absolutista hasta que en 1932 se transformó en una monarquía constitucional. La familia real, sin embargo, ejerce una gran influencia en la vida política y un símbolo de ello es que todos los candidatos que resultan electos, de la facción que sea e incluso los golpistas militares, se arrodillan ante el rey para solicitar su bendición.

Vajiralongkorn siempre ha estado cerca de su hermana y ella es una de las pocas personas que pueden contactarlo fácilmente sin la necesidad de elaborar un protocolo real. En los últimos años, Vajiralongkorn ha exhibido un comportamiento bizarro. Ha sido visto y fotografiado varias veces alrededor de Munich en bicicleta, mientras que semi-desnudó o llevaba un apretado recorte de la parte superior y pantalones vaqueros bajos con su cuerpo enyesado con tatuajes falsos. Varias fuentes que lo conocen también dicen que Vajiralongkorn ansía desesperadamente la reverencia y el respeto del pueblo tailandés, y es profundamente amargo que mientras su padre era muy amado, él no lo es. Ha resentido la popularidad de su hermana Sirindhorn durante décadas. Es posible que cuando el rey vio la reacción al acuerdo, que horrorizó a los monárquicos, pero fue recibido bien por muchos tailandeses, se entregó a una de sus famosas rabietas, furioso al ver que Ubolratana es mucho más popular que él. Rupert Christiansen, que lo conocía en el internado en Inglaterra, dice que era impredecible incluso cuando era niño: “Mahidol podría caer repentinamente su pretensión de una normalidad amable y convertirse en un vil matón: de hecho, su comportamiento podría ser descrito como bipolar. (Andrew McGregor Marshall)