Familia Real Britanica

Revelan que Isabel II se prepara para nombrar Regente al príncipe Carlos en 2021

La monarca estaría considerando “jubilarse” al cumplir 95 años. Mientras tanto, los británicos quieren que Carlos se retire de la sucesión y permita que su hijo sea el próximo rey.

La reina Isabel II puede activar la Ley de regencia dentro de dos años a favor de su hijo mayor, el príncipe Carlos, según nuevas especulaciones. Diferentes fuentes dijeron en la prensa británica que se están haciendo planes para una “jubilación” justo cuando Isabel II conmemoró, este 6 de febrero, sus 67 años en el trono, para permitirle alivianar la carga de trabajo en su vejez.

Nicholas Bieber, periodista del Daily Star, afirmó que la propia Isabel II se está preparando para convertir al príncipe de Gales en regente el 21 de abril de 2021, justo cuando cumpla 95 años. “Esta legalización, que solo se usó una vez antes, haría que el príncipe Carlos se convirtiera en un Príncipe Regente a los 70 años, convirtiéndose en Rey en todo menos en nombre”, dijo el cronista.

Según estos informes, a pesar de que el príncipe heredero tomaría las riendas en su nuevo papel como príncipe regente, su madre continuará siendo la jefa de Estado y no renunciará al trono. Según Bieber, una fuente cercana al Palacio de Buckingham le dijo que se están preparando pequeños cambios antes del nombramiento de Carlos, quien ahora tiene 70 años, como Regente y pronto habrá más informaciones.

La última vez que hubo un Regente en el trono británico fue a principios del siglo XIX. Para 1811, la enfermedad mental de Jorge III se había vuelto tan grave que ya no podía desempeñar su papel en el gobierno y el 5 de febrero de ese año su hijo Jorge, príncipe de Gales, fue nombrado regente. 

El príncipe Jorge (futuro rey Jorge IV) fue nombrado Regente en 1811 cuando la enfermedad mental de su padre se volvió irreversible. Desempeñó ese cargo hasta la muerte del rey, en 1820.

El príncipe regente, y futuro rey Jorge IV, desempeñó un papel menor que su padre en los asuntos gubernamentales, pero hizo grandes transformaciones en la monarquía y la casa real, comenzando a ser conocido como el “primer caballero de Inglaterra” por su activo interés en la moda y la cultura.

Nacida en 1926 y convertida en reina a los 25 años, para Isabel II la corona es un trabajo de por vida y por tal motivo no piensa abdicar. “Pero bajo la Ley de Regencia y la reunión que han tenido lugar recientemente, cuando Su Majestad llega a 95, la Ley de Regencia de 1937 se incorporará a través del Parlamento”, dijo la fuente.

El motivo de la regencia es alivianar el trabajo representativo y simbólico que tiene la monarca. Este movimiento significa que el príncipe Carlos será conocido como el “Prince Regent” mientras su madre seguirá siendo la reina, no solo por su título sino también por su posición. La carga de trabajo de Isabel II, quien ahora tiene 92 años, también se reducirá.

La reina pasó su 67 aniversario en la residencia invernal de Sandringham, en Norfolk, sin festividad algua, ya que el día también marca el aniversario de la muerte de su padre, el rey Jorge VI. Un saludo de armas de honor fue lanzado por la Royal Artillery en Green Park, Londres, y la Honorable Compañía de Artillería lanzó cañonazos en la Torre de Londres. Las campanas de la abadía de Westminster, donde fue coronada, sonaron en su honor.

En febrero de 1952, el príncipe Felipe -entonces de 29 años- fue el encargado de dar a su esposa la trágica noticia de la muerte del rey Jorge VI mientras se encontraban en una gira oficial en Kenia. Un avión llevó a la entonces princesa desde Nairobi hasta Londres, llegando el 7 de febrero, para ser proclamada reina y prestar juramento ante el Consejo de Adhesión celebrado excepcionalmente en el Palacio de St. James.

Hablando ante el consejo, la joven reina dijo: “Por la repentina muerte de mi querido padre, estoy llamada a asumir los deberes y responsabilidades de la soberanía. Mi corazón está demasiado lleno para decirles mucho más aparte de que siempre trabajaré como lo hizo mi padre a lo largo de su reinado, para promover la felicidad y la prosperidad de mis pueblos, como están en todo el mundo”. El 2 de junio del año siguiente fue coronada en Westminster.

La reina es ahora la monarca británica más longeva y está a solo tres años de alcanzar su platino 70 años en el trono, habiendo superado con creces a sus antepasados, la reina Victoria (64 años) y el rey Jorge III (casi 60 años). Isabel II ha celebrado sus jubileos de plata, oro, diamantes y zafiros a lo largo de los años, marcando varios hitos de su gobierno, y además alcanzó sus 70 años de matrimonio con el príncipe Felipe el pasado mes de noviembre. Hace unos días superó a Leonor de Aquitania (1122-1204) como la soberana por derecho propio con más antigüedad en su cargo.

El mes pasado, una encuesta publicada por el diario “The Independent”, reveló que el 46 por ciento de los británicos quiere que el príncipe Carlos renuncie inmediatamente después de la muerte de su madre para permitir que el príncipe Guillermo sea coronado como el 43º monarca desde la conquista de Guillermo de Normandía en 1066. Sin embargo, a pesar del disgusto del público hacia el príncipe de Gales, es poco probable que se haga a un lado. Al igual que su madre, Carlos cree que reinar es un mandato divino y no puede renunciar a tal cosa. (S.C./D.S.)