Newsroom

Como descendiente de Fernando VII, el nuevo conde de París tendría derecho al trono de España

Se trata de Jean de Orleáns, quien hasta ahora ha llevado el título de Duque de Vendome y es el flamante jefe de la Casa de Francia.

Se trata de Jean de Orleáns, quien hasta ahora ha llevado el título de Duque de Vendome y es el flamante jefe de la Casa de Francia.

La reciente muerte del conde de París, a los 84 años, hizo que su hijo Jean de Orleáns se convirtiera en el nuevo pretendiente de la corona de Francia. La sucesión dejó de relieve la curiosa circunstancia de que la corona francesa, que llevaran Enrique IV, Luis XIV o el decapitado Luis XVI, es disputada actualmente por tres dinastías reales: los Borbón, los Bonaparte y los Orleáns. Pocos recuerdan, sin embargo, que como descendiente de reyes españoles el nuevo pretendiente al trono francés también tiene derechos de sucesión a la Corona de España.

Jean de Orleáns nació en 1965 y hasta ahora ha llevado el título de Duque de Vendome. Casado con una aaristócrata de ascendencia hispano-austríaca y padre de cuatro hijos, el príncipe se convirtió tras la muerte de su padre en el jefe de la denominada “Casa de Francia” y en el Conde de París, y los “orleanistas”, monárquicos franceses que apoyan la candidatura de su dinastía, le adjudican el nombre de Jean IV. Antes que él, reinaron Juan I y Juan II, mientras su bisabuelo Jean de Orleáns, duque de Guisa y también aspirante al trono, fue conocido como Jean III.

Lea además: Jean de Orleáns recordó a su padre: “Tenía un lado seductor, sensible, pero podría ser muy duro con su familia”

Se da la curiosidad de que, en circunstancias extraordinarias, este nuevo pretendiente al trono francés también podría reinar en España por ser descendiente en línea directa masculina del rey Fernando VII. El hijo del fallecido “Enrique VII de Orleáns” es nieto de “Enrique VI” de Orleáns, también con de París y muerto en 1999. Su bisabuelo fue el mencionado Jean III de Orleáns, que como jefe de la dinastía llevó el título de Duque de Guisa.

Jean III, bisnieto de Luis Felipe I, el último hombre coronado rey de Francia, era hijo de la princesa Isabel de Orleáns (1878-1961), quien estaba casada con el Duque de Chartres, el anterior jefe orleanista. Isabel era hija, a su vez, de la princesa María Isabel de Orleáns y Borbón (1848-1919), princesa francesa por origen paterno e Infanta de España por el lado materno. Era, de hecho, hija de la infanta española doña Luisa Fernanda de Borbón (1832-1897).

Lea además: Tres jóvenes descendientes del “Rey Sol” se disputan hoy el inexistente trono de Francia

Doña Luisa Fernanda era la segunda hija del rey Fernando VII, quien murió cuando su pequeña hija tenía un año de vida. La infanta fue casada en 1847, con apenas catorce años, con el príncipe francés Antonio de Orleáns, duque de Montpensier, quien era el más pequeño de los hijos del rey Luis Felipe. Luisa Fernanda era, además, hermana menor de la reina doña Isabel II de España, y su familia hubiera ascendido al trono español si aquella monarca, derrocada en la Revolución de 1868, no hubiera tenido descendencia.

De esta forma, el nuevo conde de París desciende por línea masculina de una infanta de España, una línea que, habiendo respetado las leyes sucesorias españolas en cuanto a matrimonios y religión, tiene derechos sucesorios al trono que hoy ocupa el rey Felipe VI. En esta línea sucesoria, se ubican primero los descendientes del rey Juan Carlos, quien abdicó en 2014. Tras ellos, los descendientes del fallecido “infante heredero” don Alfonso de Borbón-Dos Sicilias, duque de Calabria (nieto de María Mercedes, princesa de Asturias e hija mayor de Alfonso XII), según explicó el fallecido historiador español Juan Balansó.

Lea además: Obituario | Enrique de Orleáns, descendiente y heredero del último rey de Francia (1934-2019)

El orden sucesorio contemplaría posteriormente a los descendientes de la princesa Helene de Orleáns (1871–1951) nieta de la infanta Luisa Fernanda y casada con el príncipe Emanuele Filiberto de Saboya-Aosta, duque de Aosta. Esta línea incluye al archiduque Lorenzo de Austria-Este, casado con la princesa Astrid de Bélgica, y al duque de Aosta, también pretendiente al trono italiano. Tras la descendencia de Helene seguirían los descendientes de la mencionada Isabel de Orleáns, duquesa consorte de Guisa, bisabuela del nuevo conde de París.

De acuerdo al artículo 57.1 de la actual Constitución española, “la corona de España es hereditaria en los sucesores de S.M. don Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos”. Según Balansó, hablando de “sucesores” y no de “descendientes” de Juan Carlos, la Constitución no excluye a los descendientes de la Casa de Borbón que hayan respetado las normas dinásticas de matrimonios. S.C./D.S.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Anuncios