Newsroom

Un sultán popular y discreto juró como rey de Malasia tras la inesperada abdicación del anterior

El sultán de Pahang, Abdullah Shah, prestó juramento como el 16º Yang di-Pertuan Agong, monarca constitucional de Malasia. La ceremonia se celebró en el salón del trono del palacio Negara de Kuala Lumpur y durante una reunión extraordinaria de los sultanes. El gran ausente fue el anterior rey, el sultán Muhammad V.

Las familias reales de Malasia nombraron al nuevo soberano del país, un apasionado de los deportes, tras la inesperada abdicación del anterior monarca, quien, según los rumores, se habría casado con una antigua reina de la belleza. La abdicación de Muhamad V, una primicia histórica, conmocionó este país del sudeste asiático, de mayoría musulmana. 

El sultán Abdullah Shah de Pahang fue elegido rey de Malasia el 24 de enero.

El palacio real lo anunció el 6 de enero, tras semanas de especulaciones sobre la ausencia del rey, oficialmente por razones de salud, y de rumores según los cuales se habría casado con una antigua reina de la belleza rusa. La boda, fastuosa, con una ex Miss Moscú habría tenido lugar en la capital rusa

El nuevo soberano fue elegido durante una reunión especial de las familias reales el pasado 24 de enero. El elegido, el sultán Abdallah de Pahang, de 59 años, es actualmente presidente de la federación asiática de hockey y miembro del consejo directivo de la FIFA. Apasionado del polo, estudió en Reino Unido en la prestigiosa academia militar de Sandhurst, según la agencia de prensa malasia Bernama

Lea además: Cómo será la coronación del rey de Malasia y qué significa para sus súbditos

Según la Constitución Federal, como jefe de estado de la nación, el Yang di-Pertuan Agong desempeña un papel en los tres poderes del gobierno. El artículo 39 de la Constitución estipula que la autoridad ejecutiva de la federación se otorgará al Yang di-Pertuan Agong y será ejercida por el propio rey o el Gabinete o cualquier ministro o cualquier otra persona autorizada por el Parlamento.

El asesor socio-cultural del gobierno Tan Sri Dr Rais Yatim dijo a la agencia de noticias malasia “Bermana” que confía en que, en el desempeño de sus deberes, las cualidades de liderazgo del rey Abdullah aparecerán en primer plano al consolidar la monarquia después de la sorprendente abdicación del anterior rey.

La nueva reina de Malasia es Azizah Aminah, de la familia real de Johor.

Señalando el hecho de que el término “Yang di-Pertuan Agong” se menciona más de 450 veces en la constitución, el experto dijo que esto solo refleja el papel crucial desempeñado por la institución en la administración de la nación, así como en garantizar el bienestar del pueblo.

Rais opina que el sultán Abdullah no solo posee una amplia experiencia en asuntos administrativos estatales, sino que también tiene una formación académica que podía considerarse universal, moderna y práctica, además de estar arraigado en una sólida formación religiosa y un entorno cultural malayo.

Lea además: Claves para entender el trono de Malasia, una monarquía única

“Confío en que Su Majestad traerá desarrollo y gloria a la nación”, dijo el experto, quien agregó que e “también ha demostrado su lealtad al gobierno de la monarquía constitucional en Pahang y creemos que continuará sobresaliendo a nivel federal”.

“La institución de la monarquía de nuestra nación se fortalecerá a través del papel más distinto y más grande asumido por el Yang di-Pertuan Agong”, agregó.

Nik Ahmad Kamal Nik Mahmod, profesor de derecho de la Universidad Islámica Internacional de Malasia, se refirió a las estrictas leyes que rigen en su país contra la crítica hacia la realeza, advirtiendo que “cada ciudadano debe defender la institución de la monarquía de ser menospreciada por cualquier partido político”.

Mahmod explica que la corona protege los derechos de los ciudadanos y el entendimiento entre si, por lo que “cualquier forma de insulto o crítica injustificada contra la monarquía se considera un intento de manchar la reputación de la institución. Se debe tomar acción legal contra los culpables involucrados”, afirmó.

Lea además: Juego de Tronos en Malasia: el sultán de Pahang fue elegido como nuevo rey

El nuevo rey malasio Abdullah, quien nació el 30 de julio de 1959 en Istana Mangga Tunggal en Pekan, Pahang, es el cuarto hijo e hijo mayor de sultán Ahmad Shah, quien abdicó el pasado 11 de enero por problemas de salud. Su esposa se llama Azizah Aminah, es hija del sultán de Johor, y recibirá el título de Raja Permaisuri (“reina”).

Abdullah, sucesor del sultán Muhammad V de Kelantan en el trono de Malasia, es conocido en su estado por mezclarse con la gente para escuchar sus opiniones, y en varias ocasiones ha ido más allá para ayudar a su gente.

Datuk Abd Rahman, oficial de protocolo del sultán cuando era príncipe, recordó al diario Strait Times News de Malasia cómo Abdullah hizo todo lo posible para ayudar a una víctima de un accidente hace varios años.”Estábamos en Lipis para una visita. Nuestro séquito se encontró con una escena de accidente. El sultán Abdullah inmediatamente ordenó que la víctima fuera llevada al hospital a través de su ambulancia, acompañada por agentes policiales”.

“Estaba extremadamente preocupado por la víctima y tenía la intención de obtener ayuda médica inmediata para la persona. Este es solo un ejemplo de su enfoque de “la gente primero”, que ha sido su rasgo desde que era joven “, dijo Abd Rahman, quien estuvo al servicio del sultán durante 45 años.

Lea además: Histórica abdicación del rey de Malasia tras su boda con una modelo rusa

“El sultán Abdullah es bien conocido como un gobernante que coloca los intereses de las personas en primer lugar, y no dudaría en estar con ellos en los momentos difíciles”, afirmó el periodista malasio Amin Ridzuan Ishak.

Durante los recientes años, el sultán (actuando como príncipe regente por la enfermedad de su padre) fue visto en acción en desastres naturales, inundaciones o incendios organizando los equipos de ayuda.

Además, se sabe que viaja a aldeas alejadas de las ciudades para comprender cómo viven los malayos y conocer sus necesidades. “Su actitud fácil es similar a la de su padre, el sultán Ahmad Shah de Paduka Ayahanda y el abuelo el sultán Almarhum Sultan Abu Bakar, quienes también fueron muy queridos por sus súbditos”, agrega Ishak.

En opinión de los analistas, no se espera que el reinado de Abdallah traiga grandes cambios a una institución que cumple un papel principalmente ceremonial. Algunas de sus funciones son la de ratificar nombramientos importantes –como el del primer ministro–, ser el jefe de las fuerzas armadas o tener la potestad de conceder amnistías, como la que recientemente puso en la calle al exlíder de la oposición, Anwar Ibrahin, que cumplía una condena por sodomía que se cree estaba motivada por razones políticas.

Aun así, la figura del monarca goza de gran prestigio y respeto entre la mayoría malaya (70% de la población) y musulmana, para la que el monarca es responsable de preservar los valores del islam. “El rey es unparaguas para la gente y el pueblo es el pilar del rey”, explicó el sultán Abdul Halim de Kedah, el anterior rey, tras su coronación en 2011. “El mayor papel del rey es garantizar que no haya crueldad ni destrucción para el pueblo y para el país”.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.