Newsroom

Gran Bretaña exhibirá por primera vez la curiosa “cama de viaje” de la reina Victoria

Las afirmaciones de que el príncipe Carlos de Inglaterra lleva su propio colchón cuando visita la casa de sus amigos pueden haberse recibido con incredulidad, pero el Príncipe de Gales bien pudo haber estado siguiendo los pasos de su antepasada, la reina Victoria.

Una cama itinerarte de caoba utilizada por la monarca fue adquirida por la organización cultural británica Historic Royal Palaces (HRP) más de un siglo después de que se la perdiera de vista, cinco años después de la muerte del monarca en 1901.

Robusta, plegable, con cabecera arqueada y tableros laterales, una base de colchón de madera con tablillas y dos cajones de almacenamiento extraíbles, la cama individual se fabricó en 1826 y mide 196 cm por 107 cm. La reina Victoria lo usó principalmente mientras era una princesa. El subastador Andrew Aldridge lo describió como un elemento “pesado y resistente“. Una vieja placa que se le atribuye dice que la usó en sus vacaciones de la infancia en Broadstairs, Kent, donde se hospedó en Pierremont Hall con su madre, la duquesa de Kent, entre 1826 y 1836. En su diario de 1832, Victoria menciona “mi propia pequeña cama que viaja siempre conmigo”.

Después de décadas en una colección privada, la cama real volverá a la luz pública como pieza central de la exposición “Victoria: A Royal Childhood”, que se inaugurará en el Palacio de Kensington en el 200 aniversario del nacimiento de la monarca, el próximo 24 de mayo. HRP, que hizo una oferta exitosa de £ 4,250 por la cama en la casa de subastas “Henry Aldridge & Son” en Wiltshire, dijo que era una nueva adquisición importante.

“Estamos encantados de haber adquirido la cama de viaje de la princesa (más tarde Reina) Victoria, utilizada por la joven princesa durante las vacaciones de la infancia. “Es una reliquia personal muy importante e inusual de la vida de la joven reina Victoria, que ilumina su educación real única bajo la dirección de su madre y Sir John Conroy, el maestro dominante de su hogar”.

El palacio de Kensington celebrará el bicentenario de la reina Victoria con una exhibición de sus objetos y vestuario

“No era exactamente viajar ligero para llevar esta cama en sus viajes, pero entonces, ella no habría sido la que tuvo que cargarla, juntarla o desarmarla”, dijo Aldridge al diario The Guardian. Los libros de historia, sin embargo, relatan la manía que la reina Victoria conservó toda su vida por viajar con todo lo que podía.

Cuando en 1895 quiso vacacionar en la Riviera francesa, sorprendió a su mayordomo con una interminable lista de todo lo que deseaba llevar consigo: una amplia selección de sirvientes indios, ingleses y escoceses, sus muebles, sus manteles, sus servilletas, su propia mesa para comer y su escritorio, su vajilla y platería, además de un abundante cargamento de tocino, salchichas, pescado, huevos y agua.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Anuncios