Francia

La ejecución del rey Luis XVI de Francia contada en una carta por su verdugo en 1793

Un 21 de enero, pero de 1793, el rey Luis XVI de Francia fue ejecutado en París después de que el tribunal revolucionario lo condenada a morir por traición a su país.

Un relato del dramático momento, narrado por el famoso verdugo Charles Henri Sanson (1740-1806), jefe de las ejecuciones en París, fue publicado en el diario ‘Thermométre du Jour’ de París.

sason 4
LUIS XVI DESPIDIÉNDOSE DE SU FAMILIA EN EL TEMPLE DE PARÍS

El funcionario, que vio rodar 2.918 cabezas durante sus quince años como verdugo jefe de París, decidió publicar su carta el 20 de febrero del mismo año para desmentir informaciones y conjeturas sobre la conducta del rey antes de su muerte:

“Al bajar del coche para la ejecución, se le dijo a Luis Capeto (nombre que los revolucionarios habían dado a quien se negaban a reconocer como rey) que tenía que quitarse la casaca. Opuso alguna dificultad, diciendo que podían ejecutarle conforme estaba.

sanson 3
FECHADA EN PARÍS EL 20 DE FEBRER0 DE 1793, LA CARTA PERMANECIÓ OCULTA DURANTE LOS SIGUIENTES 200 AÑOS.

“Al hacerle presente que aquello era imposible, ayudó él mismo a quitarse la casaca. También opuso dificultades cuando se trató de atarle las manos, las cuales presentó él mismo cuando la persona que le acompañaba le hizo presente que aquel era el último sacrificio que se le pedía.

“Entonces preguntó si los tambores seguirían tocando. Se le contestó que no se sabía, lo cual era cierto. Subió al patíbulo, y quiso avanzar hacia adelante, como si fuese a hablar. Pero se le dijo que aquello también era imposible.

sanson 2
LA MULTITUDINARIA EJECUCIÓN SE CELEBRÓ EN LA PLACE DE LA CONCORDE, PARÍS.

“Se dejó llevar al sitio donde se le ató y donde gritó muy alto: ‘¡Pueblo, muero inocente!’ Después, volviéndose a nosotros, nos dijo: ‘Señores, soy inocente de todo aquello de que me acusáis. Deseo que mi sangre pueda cimentar la felicidad de los franceses’.

“Estas fueron sus últimas y verdaderas palabras. La conversación que tuvo al pie del patíbulo fue exclusivamente sobre si era necesario quitarse la casaca y que le atasen las manos. También propuso cortarse él mismo los cabellos.

“Y para hacer honor a la verdad, debo agregar que sostuvo todas aquellas conversaciones con sangre fría y con una firmeza que nos asombró a todos. Estoy plenamente convencido de que había sacado aquella firmeza de los principios de la religión, de los cuales nadie parecía más penetrado ni más persuadido que él.

Puedo asegurar que este es el verdadero relato de lo ocurrido en la ejecución”.

622a1497bcd892c7bf02d38db69713a2

La carta, fechada en París el 20 de febrero de 1793, fue publicada la prensa parisina después de haberse revelado, falsamente, que la cara del rey se descompuso de miedo en el momento en que los ayudantes del verdugo iban a tomarlo y que, apoderándose el terror de él, Luis XVI gritó tres veces “¡Estoy perdido!”

Luis XVI, buen hombre pero algo débil de carácter, no pudo frenar el terremoto político y social que desató la Revolución Francesa (1789-1799) y fue juzgado por el delito de alta traición en la Asamblea Nacional, que había instaurado la República.

Entre las acusaciones estaban la de conspirar contra la libertad pública y la de atentar contra la seguridad general del Estado. No obstante, de los 726 diputados presentes en la sesión definitiva 387 votaron la ejecución inmediata y 290 se pronunciaron por otras penas, siendo minoría los que votaron por exculparlo.

Uno de quienes votó a favor de la ejecución fue el Duque de Orleans, tío del rey, que detestaba a Luis XVI y sobre todo a María Antonieta: “Preocupado únicamente por mi deber, convencido de que los que han atentado o atentaren en el futuro contra la soberanía del pueblo merecen la muerte, yo voto la muerte“.

Condenado finalmente a la guillotina por los jacobinos (rama radical de la Revolución), el monarca, desposeído de sus títulos y procesado como el “ciudadano Luis Capeto” -apellido original de su dinastía-, encaró su suerte aquel día de enero de 1793 a las 10.20 de la mañana.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.