Newsroom

EE.UU. dedica una exposición a Nicolás II, el zar que no quería reinar

¿Qué pasa cuando un emperador no quiere ser un emperador? Este fue el caso de Nicolás II de Rusia, el último zar de la dinastía Romanov y el tema de la nueva exposición “The Reluctant Autocrat: Tsar Nicholas II”, organizado por el Museo de Arte de Georgia, en los Estados Unidos.

El museo ha estado construyendo una colección de arte ruso durante varios años y desarrolló varias exposiciones a partir de las donaciones que conforman esa colección. La mayoría de los objetos en The Reluctant Autocrat provienen de la Colección Parker, que se fueron reuniendo durante más de cuatro décadas e incluyen más de 2.200 piezas, informó Art Daily.

Asen Kirin, curadora de arte ruso en el museo y profesora de historia del arte la Universidad de Georgia, centró esta exposición en objetos relacionados con Nicolás II y su padre, Alejandro III, como trajes militares y de corte, medallas y órdenes de caballería, litografías, porcelana, iconos devocionales. Y la entonces joven tecnología de la fotografía, a la que los Romanov fueron grandes aficionados.

A medida que los visitantes se mueven a través de las galerías del museo, pueden establecer conexiones entre estos elementos y comenzar a armar una imagen del mundo en ese momento, atrapada entre la antigua idea del zar como representante de Dios en la tierra y la nueva y revolucionaria era moderna.

Las etiquetas y los textos colocados junto a los objetos en exhibición revelan la naturaleza humana de la familia imperial rusa, señalando, por ejemplo, que Alejandro III y su esposa preparaban su propio desayuno sencillo de pan, manteca, huevos duros y café todas las mañanas.

Objetos del Museo y Galería de la Universidad Bob Jones y las donaciones de la princesa Marina Belosselsky-Belozersky Kasarda ayudan a completar esa imagen, informó el museo.