Newsroom

Tras el accidente, Felipe de Edimburgo volvió a conducir sin cinturón de seguridad

El esposo de Isabel II, de 97 años de edad, fue fotografiado al mando de una nueva Land Rover, esta vez en el interior del parque privado.

El príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II de Gran Bretaña, fue detenido por la policía en Norfolk tras haberse puesto al volante sin atarse el cinturón de seguridad, dos días después de salir indemne de un accidente de tránsito.

La policía se ocupó del caso después de que la prensa publicara fotos tomadas el sábado en las que aparecía el príncipe, de 97 años, sin cinturón de seguridad al volante de un nuevo Land Rover Freelander en la propiedad real de Sandringham.

Una portavoz de la policía de Norfolk indicó que el cuerpo de seguridad estaba al tanto de las fotografías y precisó “que se dieron los consejos apropiados al conductor”. “Esto se corresponde con nuestra reacción habitual cuando nos enteramos de unas imágenes así, donde se muestra este tipo de delito”, explicó.

El jueves el príncipe salió ileso pero “conmocionado” del accidente, cercano al palacio donde la pareja real pasa sus vacaciones de invierno. El Land Rover Freelander que conducía volcó tras salir de un camino de la propiedad real para incorporarse a una carretera y chocó con un Kia.

En otro auto iban dos mujeres y un bebé de nueve meses, que no resultó herido. La pasajera se rompió la muñeca y la conductora resultó levemente herida en la rodilla.

“No sufrió heridas preocupantes”

El duque de Edimburgo fue el viernes a un hospital local para realizarse pruebas, donde se ha descartado que sufra “heridas preocupantes” tras el accidente. “A recomendación del médico, el duque de Edimburgo ha visitado el Hospital Reina Isabel en King’s Kynn esta mañana para unas pruebas por precaución”, dijo un portavoz del Palacio de Buckingham.

“El duque no tiene heridas preocupantes y ha regresado a Sandrigham”, ha manifestado, al tiempo que ha señalado que el propio príncipe Felipe se ha puesto en contacto con las dos personas que viajaban en el otro vehículo implicado, según informó el diario británico The Guardian.

“Ni siquiera se disculpó”

La pasajera Emma Fairweather se quejó en el diario Sunday Mirror de este domingo de no haber recibido ninguna disculpa del príncipe.”Tengo suerte de seguir viva y él ni siquiera se disculpó“, dijo al periódico. “Ha sido un momento tan traumático y doloroso que hubiera esperado más de parte de la familia real”.

La mujer precisó que recibió una llamada de un oficial de policía para enviarle un mensaje que a su criterio, “no tenía sentido.”Me dijo: ‘La reina y el duque de Edimburgo se acuerdan de usted’. Eso no es una disculpa, ni siquiera un buen deseo”, agregó la pasajera herida citada por el periódico Daily Mail.

“Según el procedimiento habitual en lo que respecta a colisiones en las que hay heridos, el accidente será investigado y se tomarán las medidas adecuadas”, indicó el viernes la policía de Norfolk.