Newsroom

La duquesa de Sussex asume el patrocinio de entidades para la defensa de la mujer y de los animales

La duquesa de Sussex, la esposa del príncipe Enrique de Inglaterra, anunció el jueves que se convertirá en patrocinadora de cuatro organizaciones para defender causas que ama, incluyendo al Teatro Nacional y a entidades humanitarias para el bienestar de la mujer y de los animales.

La reina Isabel, de 92 años, entregó sus patrocinios del Teatro Nacional y de la Asociación de Universidades de la Commonwealth a Meghan, que se casó con el nieto de la reina el año pasado. Además, Meghan Markle también patrocinará Smart Works, una organización humanitaria que ayuda a mujeres desempleadas, y a la entidad para el bienestar animal Mayhew.

“La duquesa está encantada de convertirse en patrocinadora de ambas organizaciones nacionales que son parte del tejido de Reino Unido y está ansiosa por trabajar con ellas para atraer una mayor atención pública a sus causas”, dijo el Palacio de Kensington en un comunicado publicado por la agencia Reuters. Según el palacio, la duquesa “siente que puede utilizar su posición” para ayudar a estas organizaciones.

El Teatro Nacional afirmó que es un privilegio darle la bienvenida a Meghan, una exactriz estadounidense que protagonizó la serie de televisión “Suits” antes de casarse con Enrique. “La duquesa comparte nuestra profunda convicción de que el teatro tiene el poder de unir a personas de todas las comunidades y estilos de vida. Espero con ansias trabajar estrechamente con Su Alteza Real en los años venideros”, dijo el director del Teatro Nacional, Rufus Norris.

A través de su cuenta de Twitter, Smart Works manifestó que la entidad benéfica se siente “honrada” de contar con el apoyo de Meghan Markle y “refleja su pasión por ayudar a la mujer”. Por su parte, la secretaria general de la Asociación de Universidades de la Mancomunidad Británica de Naciones, Joanna Newman, declaró que la duquesa “comparte nuestra pasión por el poder de transformación de la educación superior”.

Los prensa británica subrayó el vínculo entre los antecedentes de Meghan, una figura pública comprometida en su vida anterior en campañas a favor de la igualdad de género, y el tipo de organizaciones a las que la casa real decidió vincular a su nombre.     La asignación de cargos de patrocinio a los diversos miembros de la Familia Real hacia “buenas causas” refleja “en general los intereses” de cada padrino o madrina, confirmó el Palacio de Buckingham.

Para la duquesa este es un reconocimiento inevitable, pero aún así significativo. Este reconocimiento parece querer silenciar la profusa campaña de chismes desatada en los últimos meses por los tabloides británicos contra la ex actriz estadounidense que contrato matrimonio con el hijo menor de la fallecida princesa Diana el año pasado.

Los rumores de desavenencias en el palacio de Kensington son interpretados a menudo por algunos medios estadounidenses como un síntoma de prejuicio hacia la antigua actriz, basados en “caprichos fantasmas” y en particular en las ventiladas fricciones con Catalina, consorte del príncipe Guillermo.

Las noticias subsisten a pesar de la armonía mostrada por ambas cuñadas y las dos parejas en la reunión familiar con la reina con motivo de la Misa de Navidad en Norfolk Meghan, mientras tanto, se ocupa de sus nuevas labores y espera a su primer hijo con el príncipe Harry. El nacimiento está previsto para la primavera boreal.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

 
Anuncios