Newsroom

Quién será el nuevo rey de Malasia, la única monarquía electiva del mundo

El trono de Malasia no estará vacante durante mucho tiempo. El sucesor de sultán Muhammad V, que abdicó en forma sorpresiva en medio de rumores sobre su casamiento con una top model rusa de 25 años, será elegido el próximo 24 de enero, según anunciaron fuentes oficiales, tras una reunión del consejo de gobernantes que está integrado por nueve príncipes, cada uno de los cuales reina durante cinco años.

El nombre del futuro monarca será proclamado el 31 de enero, anunció Syed Danial Syed Ahmad, el Guardián del Sello Real y quien ejerce como secretario de la monarquía malasia, tras la reunión este lunes de parte de los gobernantes en el Palacio Istana Negara. Posteriormente, será solemnemente coronado en el palacio real de Kuala Lumpur este mismo año.

Hasta la citada fecha, gobernará como regente el sultán Nazrin Shah de Perak, uno de los candidatos al trono, que hasta ahora estuvo remplazando al sultán Muhammad por sus frecuentes ausencias.

El nombre del futuro rey no es un secreto

EL SULTÁN DE PAHANG, DE 88 AÑOS, ES EL CANDIDATO MÁS FUERTE.

La Asamblea de Gobernantes debería “elegir” al sultán Ahmad Shah de Pahang -de 88 años- como próximo monarca, de acuerdo al sistema de rotación entre las nueve familias reales malasias candidatas al trono, informó el asambleísta de Perak y experto en derecho constitucional, Abdul Aziz Bari.

El experto dijo que la convención juega un papel importante en la realeza del país y predijo que era “poco probable” que se rompiera la tradición. “Es normal en cualquier monarquía en el mundo seguir una tradición, eso es seguro. Los gobernantes saben quién será el próximo”, dijo por su parte el asambleísta de Tebing Tinggi.

El sultán de Pahang, que fue rey de Malasia de 1979 a 1984, debería ser el siguiente en asumir el trono del país, lo que lo convertiría en el segundo rey que asume un segundo reinado, pero su estado de salud actual provocó especulaciones de que la Conferencia de Gobernantes podría pasar al próximo de la lista, el Sultán de Johor.

Sin embargo, Abdul Aziz dijo que el sultanato de Pahang podría proporcionar a Malasia al próximo Agong si el sultán abdica y su hijo, el príncipe regente Tuanku Abdullah, es coronado como sultán del estado. “Abdullah podría tomar el lugar de su padre y, al mismo tiempo, prepararlo para convertirse en el rey”, explicó.

Malasia es la única monarquía electa, en la que el monarca, que lleva el título de rey o Yang di-Pertuan Agong (título que significa Gobernante Supremo), es electo para un período de cinco años de entre los sultanes de los estados que componen la Federación. Muhammad V, que fue elegido ‘Agong’ en 2016 para reinar hasta el año 2021.

La renuncia del sultán de Kelantán constituyó la primera vez que un rey de este país de mayoría musulmana abdica desde que el país accedió a su independencia de Gran Bretaña en 1957. Sin embargo, el reinado del Yang di Pertuan Agong Muhammad V, de 755 días de duración, no fue el más corto. En 1960, el sultán Hisamuddin Alam Shah de Selangor murió casi 140 días después de haber sido nombrado segundo Agong.

sultan-muhammad-v
MUHAMMAD V, SULTÁN DE KELANTÁN, ABDICÓ AL TRONO EL 6 DE ENERO.

El papel oficial del monarca malasio es en gran parte ceremonial, ya que el poder administrativo reside en el primer ministro y el parlamento. Pero la posición es muy respetada, particularmente entre la mayoría musulmana malaya étnica -que representan el 60% de la población-, como el defensor supremo de la tradición malaya y el jefe simbólico del Islam.

El rey es el paraguas para la gente y la gente son los pilares del rey”, explicó el sultán Abdul Halim de Kedah, el anterior rey de Malasia, tras su coronación en 2011. “El mayor papel del rey es garantizar que no haya crueldad ni destrucción para el pueblo y para el país”.

Las funciones del Yang di-Pertuan agong incluyen nombrar a los ministros del gabinete y los jueces superiores con el asesoramiento del primer ministro. También nombra a los mejores clérigos islámicos y es considerado la figura de mayor rango en las fuerzas armadas. La crítica pública al rey y los sultanes estatales es más o menos ilegal. Bajo las leyes de sedición de Malasia, las personas que incitan al “odio o desprecio” hacia la monarquía pueden ser encarceladas por tres años.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Anuncios