Newsroom

La emperatriz Michiko presiona para que su nieta suspenda su compromiso, según The Times

La emperatriz Michiko de Japón está “liderando” los esfuerzos de la familia imperial para poner fin al compromiso de su nieta con un plebeyo del cual desconfía, afirmó el diario londinense The Times. “Michiko era una plebeya, hija de un rico hombre de negocios, pero como matriarca es considerada una guardiana ferozmente protectora de la familia imperial”, dijo el periódico, que reprodujo las palabras de la emperatriz publicadas por la revista japonesa “Shukan Sincho”. Los temores de la emperatriz “son compartidos por el emperador”, agregan.

El periódico aseguró hace unos días que la familia imperial “ha tenido suficiente” con el asunto y “quiere que se resulta antes de fines de febrero”, tiempo antes de que la corte imperial se vea enfrascada en las ceremonias y rituales concernientes tanto al 30 aniversario de reinado del emperador Akihito como su abdicación en abril, la proclamación de su sucesor en mayo y la entronización, en octubre.

2000 (5)

La princesa Mako anunció su compromiso matrimonial con el joven Kei Komuro, a quien conoció en 2012, y se disponía a celebrar una boda que la convertiría en plebeya, ya que según las leyes de la Casa Imperial nipona las princesas pierden su estatus real tras contraer matrimonio. Siguiendo la tradición, la casa imperial celebraría una boda tradicional de forma oficial y la princesa se despediría para siempre de palacio con una millonaria indemnización por sus servicios pasados.

Sin embargo, la relación con Komuro quedó “congelada”, según la casa imperial, después de que la prensa japonesa difundiera informes sobre la presunta deuda de su madre, Kayo Komuro, por 4,3 millones de yenes a un empresario, algo inconcebible para quien desee formar parte de la familia imperial. Según el periódico británico, la emperatriz Michiko manifestó su “ira” hacia Komuro por “mantener un secreto” y “tratos poco sinceros”.

n-emperor-a-20181231


Si bien la familia imperial no se pronunció públicamente sobre el retraso del compromiso, según la prensa japonesa Michiko describió a su nieta como “ingenua” y “desconfiada” y dijo que temía que Komuro usara sus conexiones con la familia imperial para beneficio personal.

“La renuencia de Kayo a discutir sus finanzas, a pesar de una citación al palacio, profundizó la inquietud de la familia real”, agrega el Times. Luego, en agosto, Komuro se fue a Nueva York para estudiar leyes en la Universidad de Fordham, un movimiento que se dice que reveló a Mako poco antes de su partida. Su padre, el príncipe Akishino, segundo en la sucesión al trono, habría calificado esto como “un acto de traición”.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de SECRETOSCORTESANOS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Anuncios